¡La NBA ya está aquí! Después de un verano absolutamente loco con fichajes y traspasos imposibles, estamos dispuestos a devorar los 2400 partidos de temporada regular y los que vengan de play offs. Los Golden State Warriors defienden su título como grandes favoritos mientras rivales del Oeste se reforzaron para hacerles frente y LeBron sigue siendo LeBron, pero tendrá que lidiar con los Celtics para buscar su cuarta final consecutiva con Cleveland Cavaliers. En Medallista ya os ofrecimos nuestras previas por Conferencias: lee aquí en este enlace la del Este y en este otro la del Oeste. Ahora, os dejamos nuestras predicciones más detalladas.

Tratamos cinco puntos a los que prestamos atención antes de que comience la temporada: 1. El equipo favorito a ser campeón de la NBA. 2. El equipo que más nos apetece ver esta temporada. 3. ¿Quién será el MVP? 4. Jugador y equipo revelación del año. 5. El equipo que decepcionará al final de temporada. Los redactores de Medallista dejamos nuestros pálpitos para la NBA 2017/2018.

Las predicciones de Manuel Álvarez

  1. Golden State Warriors. Los traspasos del verano demuestran que los aspirantes siguen buscando fórmulas nuevas porque nadie encuentra remedio al dominio de los campeones. Mientras tanto, los de Steve Kerr no cambian para que todo permanezca igual. Una derrota de los Warriors sería antes producto de la mala fortuna (lesiones), que de la lógica del baloncesto.
  2. Philadelphia 76ers. Si Joel Embiid está en la cancha (y eso no siempre es seguro), hay que aprovecharlo. Ver al gigante produce una fascinación semejante a la del primer Shaquille O’Neal. Eso, junto al debut aplazado de Ben Simmons, produce un hype más real que el de los bisoños Lakers de Lonzo Ball.
  3. Kawhi Leonard. Se olvida muy rápido que solo el pie de Zaza Pachulia impidió que Leonard acabase con los inmaculados playoffs de Golden State. Si la salud lo respeta, su protagonismo en ataque y defensa aún va a ser más importante en unos Spurs sin refuerzos y con más años. Kawhi, más que ningún otro jugador de la NBA, lo hace todo. Y todo bien.
  4. D’Angelo Russell. El suyo es un caso similar y también diferente al de Kyrie Irving. El nuevo celtic demandó ser el referente de un equipo y salir de la sombra de LeBron. D’Angelo no pidió nada, pero ahí está: apartado del timón de los Lakers y situado al comando de los Brooklyn Nets, un equipo perdido, en el que va a poder asumir toda la responsabilidad que quiera, con el aliciente de demostrar que en Los Ángeles se equivocaron con él. Y los Minnesota Timberwolves. Llevan 14 temporadas sin sobrevivir a la temporada regular. El añadido de Jimmy Butler, cuya ética de trabajo es la medida de todas las cosas para el entrenador Tom Thibodeau, va a obligar a Karl-Anthony Towns y Andrew Wiggins al sacrificio defensivo del que se escabulleron hasta la fecha. O eso se espera. Su techo tiene que estar incluso por encima de la lucha por el octavo puesto de la conferencia.
  5. Memphis Grizzlies. La decepción no debería de ser grande, pues ya no se espera mucho de ellos, pero parece que este es el año en el que los Grizzlies van a perder el puesto garantizado que tenían en los playoffs del Oeste. Únicas figuras en un roster anónimo, Conley y Gasol vivirán una temporada pendientes del teléfono, esperando la llamada que anuncie su traspaso.

Las predicciones de Jorge Lema

  1. Golden State Warriors: Creo que la condición con la que parten los Warriors desde hace unos años incluso va más allá de ser un simple favorito. Todo lo que no sea que la franquicia de Oakland se lleve un anillo sería una sorpresa mayúscula y sólo las lesiones pueden alejarlos de repetir el claro dominio de la última temporada.
  2. Minnesota Timberwolves: Resulta duro decir esto para un admirador de Ricky Rubio, pero considero que los Wolves están en un año de todo o nada y puede que por fin pueda verse de nuevo a un equipo de Thibodeau en estado puro. La incorporación de Butler coloca un all-star en esa plantilla y la presencia de Gibson le dará carácter a la explosión de Towns y un Wiggins que debe asumir ya el mando de la franquicia.
  3. Kevin Durant: En las finales del año pasado terminó por asumir el mando de los Warriors y se proclamó MVP de las mismas. No sería de extrañar que este año quiera extender su dominio a la temporada regular, sobre todo ahora que en el Oeste hay más competencia.
  4. Philadelphia 76ers. Se acabó el reconstruir y este año toca pasar el ataque. Las condiciones son inmejorables además, con una Conferencia Este que se ha quedado sin apenas aspirantes. El núcleo joven formado por Embiid, Simmons y Fultz, a los que la gerencia ha añadido veteranos como JJ Redick o Amir Johnson, puede dar mucho que hablar. Eso siempre si la salud lo permite, su gran lastre en los últimos años. Mi apuesta para las revelaciones es un todo o nada con los Sixers, y a nivel individual apuesto por Ben Simmons. Embiid será la cara de la franquicia, no sólo por lo que hace en la cancha, que es mucho, sino también por su carisma fuera de ella. Pero Simmons será el encargado de poner orden a toda la idea de Brett Brown. El australiano pertenece a esa categoría de jugadores del futuro con prototipos ya conocidos como Durant o Antetokoumpo. Supera los 2,10 metros de altura pero es capaz de manejar el balón como un base. Tiene un gran sentido colectivo y no le faltan puntos ni trabajo en los tableros.
  5. San Antonio Spurs: Duele pensarlo, pero creo que esta vez sí se ha acabado un ciclo en los Spurs. La siempre bien engrasada maquinaria de Popovich se ha ido convirtiendo poco a poco en el equipo de Leonard, que si bien no es algo mal, puede que no le alcance para estar entre la élite del Oeste una vez que la competencia ha subido tanto. Y amplio a la decepción individual: Paul George. Su llegada a OKC, a los que posteriormente se unió Carmelo Anthony, ha levantado gran expectación. Pero habrá que ver cómo se acomoda el alero a un equipo donde ya no será el principal responsable de generar juego. Porque Carmelo es un anotador y posiblemente tenga una adaptación a un rol menor en cuanto a posesión de balón, pero con Westbrook en el equipo, la comodidad de George puede suponer un problema.

 

Las predicciones de Gabriel García

  1.  Golden State Warriors. Actuales campeones y con razones muy poderosas que invitan a creer en un renovado favoritismo. Mientras Curry, Durant, Thompson y demás sigan entonados lanzando al aro hay pocos equipos capaces de igualarles. Por no decir casi ninguno. Sus competidores, tanto del Oeste como del Este, deberán jugar al límite de sus posibilidades para superar a la plantilla de Steve Kerr.
  2. Philadelphia Sixers. Porque todos deseamos ver a Joel Embiid sano y disputando toda la temporada. Porque también estamos ansiosos por ver de lo que es capaz Ben Simmons. Porque tienen a otro número 1 del draft en Markelle Fultz (tiros libres aparte). Y porque en líneas generales se ha originado una enorme expectación en torno a uno de los grupos más jóvenes y talentosos de toda la liga.
  3. Kevin Durant. Es casi seguro que la responsabilidad anotadora de su equipo seguirá bastante repartida, pero el ex miembro de los Thunder tiene una motivación extra para optar al galardón: devolvérsela a su querido amigo Westbrook. Mientras los Warriors continúen por la senda del triunfo, es un candidato claro al premio. Curry, LeBron, Irving, Harden y el propio Westbrook son otros serios aspirantes.
  4. Minnesota Timberwolves. Apostaron muy fuerte por Wiggins y Towns y la luz se vislumbra al final del túnel. Jimmy Butler llega para ser la estrella que dé ese impulso definitivo, mientras Teague lo hará para suplir al saliente Ricky Rubio. También el veterano Crawford sumará desde el banquillo. Muchos ingredientes para volver a los playoffs después de tantos años (y eso en el feroz Oeste son palabras mayores). Y Devin Booker. Quizás los Phoenix Suns estén algo verdes todavía para competir de tú a tú en su conferencia. Pero este joven escolta deslumbró al mundo con su exhibición de 70 puntos el curso pasado y esta temporada debería crecer aún más. Sin apenas presión y con la nueva ayuda del prometedor Josh Jackson. Ojo también a los rookies Simmons, Tatum, Fox o Smith Jr.
  5. New Orleans Pelicans: el último tramo de la temporada pasada dejó muchas dudas sobre la eficacia de su apuesta por DeMarcus Cousins para intentar alcanzar los playoffs. Ahora, con un curso entero por delante, está por ver si el díscolo pívot será capaz de formar una pareja fiable con Anthony Davis. La llegada de Rajon Rondo, otro jugador de trayectoria sospechosa en años recientes, sólo refuerza la grandes incógnitas sobre este equipo.

Las predicciones de Miguel Piñeiro

  1. Golden State Warriors. Nada me haría más feliz que llevar la contraria a mis compañeros, pero ni mi lado más irracional de apostador es capaz de ir en contra del mejor equipo de la NBA. Lejos de debilitarse, las adiciones de Jordan Bell, Nick Young y Omri Caspi dan más profundidad al campeón. Todo puede pasar, pero que los Warriors no ganen el anillo sería una gran sorpresa.
  2. Denver Nuggets. Jamal Murray, Gary Harris, Nikola Jokic y Paul Millsap prometen muchos puntos y pases espectaculares. No será un gran equipo defensor pero los Nuggets pondrán pimienta en la lucha salvaje por colarse en el último lugar para los play offs en el Oeste.
  3. Stephen Curry. La tesis imperante es que Kevin Durant, tras su exhibición en la final del 2017 y con más entrenamientos y adaptación a los Warriors, será aún más decisivo esta temporada. Mi apuesta, sin embargo, es por Curry. Y parece que la de Steve Kerr también.
  4. Utah Jazz. Los Jazz perdieron a sus dos máximos anotadores (George Hill y, sobre todo, Gordon Hayward) y tienen una plantilla donde la facilidad para conseguir puntos en uno contra uno se reducen casi exclusivamente a los 30 y pico años de Joe Johnson. Pero Utah será una delicia de ver defendiendo y la pretemporada demostró que serán anotadores sistemáticos y disciplinados. Lo más parecido a un equipo de Euroliga con algún talento por encima de la media NBA. Y para jugador revelación, Dejounte Murray, ese base todo brazos y piernas con el descaro de Jamal Crawford y la edad de un millennial recibirá la oportunidad desde el inicio de temporada por la lesión de Tony Parker en los Spurs. Y creo que la aprovechará.
  5. Houston Rockets. Mi apuesta más arriesgada es que la franquicia texana se la pegará. Chris Paul y James Harden discutirán en público, Ryan Anderson volverá a ser un desastre defensivo en los partidos de verdad, no tendrán recambio para el base como sucedía con Patrick Beverley, echarán de menos a Sam Decker, Nené se lesionará…

No Hay Más Artículos