Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers dominan la NBA desde hace varias temporadas. Ante tal tiranía hay dos opciones. Rendirse y esperar a que amaine Lebron James, como hacen en el Este, o plantar cara y luchar, aunque sólo sea para morir con las botas puestas. A esto están dispuestos en la Conferencia Oeste. Lo confirman movimientos como los de los Rockets y Thunder en el mercado y también partidos como el de la pasada madrugada entre Grizzlies y Warriors.

La consigna es clara: ‘acabaréis ganando, pero en esta conferencia nadie se pasea‘. Y pocas franquicias ejemplifican mejor un dolor de muelas que la de Memphis. Por más que siguen cambiando piezas, el espíritu ‘Grit & Grind’ no abandona el FedEx Forum, en parte porque uno de los pilares permanece: el gran Marc Gasol. El español continúa demostrando que es uno de los mejores pivots de la liga y lidera a un equipo que, más allá de Mike Conley, no anda sobrado de talento en ninguna faceta.

Pero defender no es siempre cuestión de talento y sí de actitud. Como si estuvieran poseídos por Tony Allen, los Grizzlies cuajaron un gran encuentro defendiendo su aro y limitaron al siempre espectacular ataque de los Warriors. Curry, Durant, Thompson y compañía sólo llevaban 71 puntos al finalizar un tercer cuarto en el que la ventajas llegó a ser de 20 para los locales. Gasol puso la magia para complementar es esfuerzo de sus compañeros y terminó con números de All Star. 34 puntos, y la sensación de poder anotar siempre que quería, 14 rebotes, dos asistencias y dos tapones.

Era la segunda derrota en tres partidos para unos Warriors que terminaron desquiciados y buena prueba de ello fueron las expulsiones de Curry y Durant. El base, en un gesto que ya ha repetido en más de una ocasión, le lanzó el protector bucal a un árbitro después de que una canasta en el que reclamaba el tiro libre adicional. Y es que los de Oakland seguramente volverán a imponerse en la Conferencia, puede que repitan anillo, pero a estas alturas deberían saber que nadie regala nada en el salvaje Oeste.

No Hay Más Artículos