El sueño de Los Ángeles Clippers parecía desvanecerse este verano. El ‘hermano pobre’ de los Lakers corría serio peligro de volver a ser pobre después de unos años saboreando temporadas ganadoras gracias al ‘Big 3’ formado por Deandre Jordan, Blake Griffin y Chris Paul. Harto de sólo ganar a medias (la franquicia nunca dio la talla en playoff) el base decidió cambiar California por Texas y unirse a Harden y los Rockets, algo que dejaba a la franquicia angelina preguntándose qué sería de su futuro.

La respuesta, al menos por ahora, ha sido inmejorable. Los Clippers han iniciado la temporada con buen juego y resultados y ahora mismo lideran la Conferencia Oeste con cinco victorias y dos derrotas. Blake Griffin ha dado un paso adelante y asumido las tareas de generador, mientras que Deandre Jordan vuelve a dominar los tableros y es ahora mismo el máximo reboteador de la liga superando las 15 capturas por encuentro.

Pero cuando se pierde una pieza tan importante como CP3, el gran secreto está en el trabajo de grupo. Beverley y Lou Williams llegaron en el intercambio con los Rockets y han tenido impacto inmediato, también se sumó Gallinari, que siempre rinde cuando es capaz de mantenerse sano. Cinco jugadores anotan más de diez puntos por partido y Deandre Jordan está en la frontera (9,7).

Decir que los Clippers son mejores sin Chris Paul sería engañarse tanto como se engaña el que dice que está mejor sin la pareja que lo acaba de dejar. Pero lo que sí es innegable es que los angelinos siguen siendo un gran equipo. Así lo reflejan los números. A pesar de no contar con los 18 puntos y las 9 asistencias del base, siguen siendo el cuarto mejor ataque de la NBA, reduciendo su producción en menos de dos puntos por cada 100 posesiones, (108,7 ahora mismo).

Y además están defendiendo mucho mejor, estando sexto en la categoría de eficiencia defensiva y uno de los pocos equipos que promedia menos de un punto encajado por posesión. La intensidad de Beverley en el perímetro, robando más de dos balones por partido, y la figura de Jordan en la zona han logrado mejorar los números de unos Clippers que el año pasado terminaron encajando más de 105 puntos por cada 100 posesiones.

No Hay Más Artículos