Pau Gasol es el mejor jugador de la historia en el baloncesto español y uno de los mejores europeos que ha pasado por la NBA. Pero su rendimiento en suelo americano, donde recientemente se cumplieron 16 años de su debut, va más allá de las pistas. El pivot siempre se ha caracterizado por su trabajo e implicación con las diferentes comunidades en las que ha estado. Incluso ha recibido premios.

Porque la figura de Gasol trasciende al baloncesto. Él lo sabe, lo asume, y por eso nunca se esconde a la hora de hablar de temas sociales o políticos que resultan incómodos para la mayoría de deportistas. Lo hizo hace unos meses sobre el referéndum por la independencia de Cataluña, sobre el que tanto él como su hermano se mostraron a favor del derecho a decidir, y lo hace ahora contra la ley de armas en Estados Unidos después del enésimo tiroteo con víctimas mortales.

La tragedia esta vez se produjo en una iglesia de Sutherland Springs, a algo más de 30 kilómetros del AT&T Center, pabellón en el que juegan sus partidos los San Antonio Spurs. Antes del encuentro, el equipo guardó un minuto de silencio y Gasol, conmocionado, pidió una solución para acabar con estos actos fatídicos en declaraciones al San Antonio Express News: “Están muriendo muchos inocentes, familias que son destruidas de por vida. Creo que es suficientemente grave como para que algo cambio a mejor. No sé cómo, no puedo hacer mucho más allá de expresar mi opinión y mi preocupación”.

Gasol es consciente de que se trata de un tema espinoso en América: “Está fuera de control. La situación, las leyes, el control de armas… necesitan revisarse. Porque ocurre en todas partes: conciertos, escuelas, iglesias… es devastador. No sé cómo ni qué poderes hay detrás de las leyes de armas o las empresas de armas en este país, pero necesitáis proteger a los inocentes. Nos puede pasar a cualquiera de nosotros”.

El español insistió en que no se trata de hechos aislados y que nunca se sabe dónde puede ser el siguiente, “¿es seguro venir a un partido de baloncesto?”, recordando también la reciente masacre en un concierto en Las Vegas: “Piensas en ello y te das cuenta de que tenía 20 pistolas. Tenía un arsenal. ¿Para qué necesita un ciudadano un arsenal?. Una cosa es tener el derecho a poseer un arma para defenderte tú y tu casa, pero… ¿20 ametralladoras? ¿Armas automáticas? Es indignante”.

Pau ejerció como portavoz del equipo después de un hecho tan impactante que hasta dejó en estado de shock a Gregg Popovich. El técnico de los Spurs, que como Gasol nunca se esconde a la hora de abordar temas incómodos, se quedó sin palabras ante esta nueva tragedia.