Se pueden ver en distintos pedazos en YouTube, convertidos con el granulado propio de los VHS ya gastados. E incluso se pueden comprar en DVD. En los 80, Pete Maravich grabó junto con su padre una serie de vídeos para ser vendidos, a modo de tutoriales de cómo ser un mago del baloncesto. En esos vídeos, Pistol Pete practicaba con la precisión y repetición propias de sus genes balcánicos los ejercicios que su padre le instó a dominar cuando era un niño, en esa relación de amor-odio que el genio atormentado y modernizador del baloncesto tuvo con su progenitor y, por extensión, con el propio deporte.

20 años después, Stephen Curry, otro mago del balón naranja, se convertirá en profesor a distancia. Acorde a los tiempos, el base de los Golden State Warriors quiere enseñarte a ser un genio del baloncesto a través de clases particulares por internet. Y desde 90 dólares. “Me llevó un tiempo aprender a entrenar y hacer los ejercicios de manera correcta. Quiero que la gente vea cómo invierto en mi juego, cómo entreno, qué hago en mis sesiones de trabajo y cuál es mi enfoque mental. El objetivo es que todo el mundo mejore y disfrute más del baloncesto”, dijo Curry al anunciar su asociación con MasterClass, una plataforma educativa por internet,

La relación de Curry con el baloncesto es bien conocida, hijo de Dell Curry, uno de los mejores tiradores de los años 90 y con una larga carrera en la NBA. Con la educación, también tiene relación: su madre fue directora de una escuela Montessori en Charlotte cuando Dell jugaba allí, y Curry acudió a sea escuela. “La forma en la que estudia a otros jugadores, desconstruye su propio juego y constantemente innova le convierte en un profesor increíble. Nos inspira para que si te concentras y trabajas duro puedas ser el mejor en lo que hagas”, presumió el presidente y fundador de MasterClass, David Rogier.

Desde su explosión como uno de los mejores jugadores de la NBA en los últimos 5 años, el fenómeno de los rituales de calentamiento pre-partido de Stephen Curry alcanzó cotas absurdas, con los aficionados de los Warriors y ajenos presentándose en el pabellón de turno tres horas antes para ver al base ejercitar sus increíbles malabarismos con el balón (o balones). Curry asegura que en los vídeos se explicará todo eso, y también cómo tirar triples y, sobre todo, elegir cuándo hacerlo. Ese efecto contagio en aficionados y otros profesionales de lanzar en cuanto sea posible desde lo más lejos posible ha sido muy comentado. Para controlar esos aspectos y otros muchos, puedes pagar 90 dólares por una clase o 180 por un acceso más amplio.

No Hay Más Artículos