Nikola Mirotic continúa con su camino de vuelta a las canchas de baloncesto después del incidente de principio de temporada con Bobby Portis. En una pelea durante un entrenamiento, su compañero le partió la cara, literalmente, y el hispano-montenegrino ha tenido que estar de baja varias semanas, pero ya se va entonando a pesar de tener su futuro incierto en los Chicago Bulls..

La pasada madrugada jugó su primer encuentro como titular en lo que va de temporada y demostró el potencial que se le exige a uno de los jugadores que más cobra en la plantilla de los Chicago Bulls. Su progresión continúa y esta vez contribuyó a la victoria ante unos mermados Celtics con 24 puntos y 8 rebotes.

Quizá sea casualidad, pero la franquicia de Chicago suma tres victorias consecutivas desde el regreso de Mirotic, lo que todavía refuerza más la presencia del ala pívot si tenemos en cuenta que el equipo venía de una racha de 10 derrotas. Portis, el agresor, también cuajó un gran encuentro esta vez, asumiendo galones como segundo máximo anotador del equipo.

De todas formas, la situación de Mirotic está lejos de haberse solucionado. El jugador vuelve a brillar, pero la gran duda ahora es cuánto le dejarán seguir haciéndolo en el United Center. Porque los Bulls parecen haber tomado ya la decisión de traspasar al alero y ya han iniciado los contactos para buscar comprador.

Así lo apuntan desde varios medios locales, donde aseguran que el propio internacional español no pondría ningún impedimento. Y eso es algo que necesita la franquicia, porque el contrato que Mirotic firmó el pasado verano, 27 millones por dos años, dejando el segundo a elección del equipo, estipulaba que el jugador tendría derecho a vetar un trade durante el primer año.

Parece difícil que termine ejecutando ese derecho, entre otras cosas, porque el propio Mirotic sabe de qué lado se han posicionado, tanto franquicia como sus compañeros. Eso sí, no podrá hacerlo hasta el próximo 15 de enero al haber renovado esta campaña, por lo que las próximas semanas servirán de escaparate para ambas partes. Uno tratando de mostrar su valía para buscar hueco en otro equipo, los otros para intentar sacar el mayor precio posible por su jugador.

No Hay Más Artículos