Lorenzen Wright apareció muerto en julio del 2010, su cuerpo ya en estado de descomposición en un descampado de su Memphis natal. Llevaba apenas un año retirado de la NBA, tras poner fin a su carrera de 14 temporadas en la mejor liga de baloncesto del mundo. Murió a causa de al menos 5 disparos. El crimen quedó sin resolver todo este tiempo. Hasta ahora, con la detención de dos sospechosos a los que la policía achaca los cargos de homicidio en primer grado. Su exmujer Sherra Wright-Robinson ha sido arrestada pocos días después que un habitual de la iglesia que ella frecuentaba, Billy Ray Turner, un habitual de la policía de Tennessee. “¡Gracias, Dios! ¡Gracias, Dios! ¡La han pillado! Tienen que hundirla”, dijo la madre de Lorenzen Wright tras conocer la noticia, aparentemente confiando en la neutralidad de la justicia.

Según la prensa de Memphis, el asesinato sin resolver de Lorenzen Wright era el caso más importante de la policía local desde la muerte de Martin Luther King. Estrella en sus dos años en la Universidad de Memphis, Wright fue un buen reboteador en la NBA y vivió su mejor etapa en Atlanta y luego en los Grizzlies, en casa, en el despegar de la franquicia de la mano de Pau Gasol. Nunca fue una estrella, pero se ganó sus buenos 56 millones de dólares en sus 14 temporadas. Poco o nada parecía quedar de ese dinero apenas un año después de su retirada. En las investigaciones de su asesinato, cuando el cerco se apretaba sobre su exmujer (había pedido el divorcio unos meses antes), el abogado de ésta dijo que sí, que necesitaba dinero para sus 3 millones de dólares de deuda, pero que Wright “ya no tenía ningún dinero”.

Pareció discordar la policía cuando descubrió que el exjugador de la NBA tenía un seguro de vida de un millón, que pudo ser el móvil del asesinato de Lorenzen Wright. Tras la muerte de su exmarido, Sherra se mudó primero a Texas y luego a California, donde fue arrestada. Tras aparecer el arma del crimen el pasado mes de noviembre, todo apunta a que Sherra convenció a Billy Turner para que matara a Lorenzen Wright para conseguir el dinero del seguro. Siete años después, el misterio de quién mató a uno de los preferidos de Memphis está cerca de cerrarse.

No Hay Más Artículos