Aunque sea por una cuestión de roce más que por odio, la rivalidad entre Cavaliers y Warriors ha escalado hasta los primeros puestos de la lista en la NBA durante los últimos años (aunque los últimos duelos han ido decantando demasiado ese enfrentamiento). Los continuos encuentros en la lucha por el anillo han provocado chispas y, Draymond Green aparte, nadie mejor para ponerle cara a estos enfrentamientos que el duelo entre Lebron James y Stephen Curry.

Pues bien, si no era suficiente verlos partiéndose la cara cada mes de mayo, las dos estrellas se enfrentarán también en el All Star del próximo mes de febrero, en este caso como los dos capitanes de los equipos del partido de las estrellas. James y Curry han sido los más votados por afición, prensa y jugadores y liderarán ambos bandos como así lo estipula el nuevo formato, que se estrenará esta campaña.

Como si de un encuentro en el patio del colegio se tratase, los dos irán ‘drafteando’ a los que serán sus compañeros, sin tener en cuenta la conferencia de la que formen parte sus equipos. La primera criba ha dejado también los otros ocho titulares definidos en una votación que sí ha tenido en cuenta la parte del país en la que juegan y se ha seleccionado a tres aleros o pivots (frontcourt) y dos bases o escoltas (guards).

La mayor competencia estaba en el Oeste, como es obvio. Acompañará a Curry en el perímetro James Harden, mientras que el peso interior lo ponen Kevin Durant, Anthony Davis y DeMarcus Cousins. Llaman la atención dos cosas. La primera la presencia de dos parejas de dos equipos distintos en este quinteto (Warriors y Pelicans), y también la ausencia de jugadores como Westbrook, Lillard, Towns o Draymond Green. No caben todos.

Las plazas estaban más claras en el Este, donde visto como está discurriendo la temporada es complicado encontrar mejores candidatos. Kyrie Irving y Demar DeRozan forman la pareja de guards, con dos de las grandes promesas de la liga como Antetokounmpo y Embiid acompañando a James por dentro. Será el estreno del camerunés, que en su primer año en el que la salud le acompaña está completando una gran temporada.

Quedan por decidir ahora los suplentes, cuya elección no cambia y seguirá siendo cosa de los entrenadores. Esa será la última oportunidad para los Porzingis, Paul George, John Wall, Lillard y compañía. Se publicarán el próximo 23 de enero y posteriormente tendrá lugar el draft de Lebron James y Curry que, seguro, dejará mucho lugar a la especulación.