Mindaugas Kuzminskas fue la estrella de la victoria del Olimpia Milan sobre el Unicaja Málaga en la pasada jornada de la Euroliga (101-87 para los italianos). El alero lituano sumó 17 puntos, tres asistencias y dos rebotes en una noche que puso de manifiesto su valor en el baloncesto europeo. Le vendrá bien para recuperar algo de autoestima. El exjugador de los New York Knicks ha sido el que menos votos ha recibido de entre todos los baloncestistas elegibles por los aficionados para disputar el All-Star de la NBA. Solo cuatro personas en todo el planeta se acordaron de él, 2.638.290 personas menos que las que apoyaron a LeBron James, el más votado.

Sin duda las opciones de Kuzminskas para aparecer en el recuerdo de los aficionados se vieron perjudicadas por su adiós prematuro a la NBA. Los Knicks decidieron cortar el pasado 12 de noviembre a un favorito del público del Madison Square Garden, entre ellos actores como Ben Stiller y Ansel Elgort, y del vestuario. No en vano le adjudicaron el apodo de Cheese (queso), la palabra que los angloparlantes dicen para salir sonrientes en una fotografía. Quizás era por su limitado dominio del idioma, pero Mindaugas siempre portaba una sonrisa en la cara.

Su temporada rookie en la NBA se saldó con 6,3 puntos, 1,9 rebotes y una asistencia de media en los 15 minutos que solía disputar en sus 68 apariciones como knickerbocker. La pasada no fue, estrictamente, su única temporada en la liga estadounidense. Antes de que vaciasen su taquilla, el medallista de plata con Lituania en el Eurobasket de 2013 y 2015 pudo pisar durante apenas dos minutos la cancha en su única aparición de esta campaña.

En su adiós de Nueva York escribió en sus redes sociales que, como dice la famosa canción que Frank Sinatra cantó a la Gran Manzana, “si lo logras aquí, lo puedes lograr en cualquier sitio”. Ese sitio parece ser Milan, adonde Kuzminskas ha llegado como un refuerzo de lujo, un ejemplo de la versatilidad y buena mano que ha caracterizado a tantos jugadores lituanos.

Cuando LeBron y Stephen Curry seleccionen a sus acompañantes para el Partido de las Estrellas que se disputará el 18 de febrero en Los Ángeles no podrán elegir a la sonrisa más divertida del Madison, la del jugador menos votado del All-Star Game.

View this post on Instagram

New York. What can I say? One of the most beautiful chapters in my life is now over. Is it too soon? I don’t know. I believe that everything in your life happens for a reason. I’ve heard that "if you can make it there, you can make it anywhere". Well, there will be many opinions, but I think I made it here. First of all, I met so many great people who will be my friends for life, I met many professionals who made me better as both a player and as a person, and I had a pretty decent NBA rookie season. While I may not have left the mark I would have liked to on the team, I hope the fans, the club and all of the players will remember me as a good teammate, a reliable friend and a good person. I truly believe that above all, we should strive to be the best people we can be. The rest will follow. I leave the city of New York with nothing but positive memories and will always hold a special place in my heart for the Knicks organization. Thank you for the opportunity and for everything you’ve done for me, but it’s now time for me to move on and start a new chapter. Kuz out ✌🏼:) #OnceAKnickAlwaysAKnick #Kuuuz #cheeze #FILO

A post shared by Mindaugas Kuzminskas (@mkuzminskas) on

No Hay Más Artículos