En los últimos años se ha puesto de moda por parte de las viejas glorias de la NBA criticar todo lo que hacen las nuevas generaciones. Que si se unen con otras estrellas para ganar, que si tiran muchos triples, que sin son muy blandos… El fondo de sus quejas es que se está perdiendo la esencia del baloncesto, al menos como se conoce en Estados Unidos. Viendo lo que ha ocurrido en los últimos Rising Stars, quizá puedan tener su cuota de razón. Porque en las últimas cuatro ediciones, desde el cambio de formato para convertirlo en un duelo entre jóvenes americanos y promesas del resto del mundo, los extranjeros se han llevado tres de ellas.

La última fue la de la pasada madrugada, en el estreno del All Star 2018, con un claro 124-155 que en otras épocas quizá podría haber llegado a provocar una revancha inmediata. Porque USA sigue dominando el baloncesto mundial y así lo demuestra en cada campeonato desde que sus estrellas se lo propusieron, pero a nivel de talento joven las diferencias son mucho menores, más allá de que esto se trate de un mero partido de exhibición.

Quizá esa sea una de las claves, con ese contraste cultural sobre el significado de un partido amistoso. Lo que para los locales es un espectáculo y un festival anotador, para muchos foráneos es un escaparate para mostrarse al gran público. Y cuando se trata de competitividad, pocos ejemplos mejores que un balcánico. Bogdan Bogdanovic, que una vez adaptado a la NBA está cuajando un gran último tramo de temporada en Sacramento Kings, anotó 26 puntos y repartió 6 asistencias para llevarse el segundo MVP a un europeo desde que en 1998 lo lograse Ilgauskas.


[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=JsY6f4Xj3m8[/embedyt]

La aportación del serbio, un mínimo esfuerzo de Ben Simmons y la presencia de Joel Embiid fueron suficientes para poner tierra de por medio ya antes del descanso (59-78). Eso sí, las estrellas americanas no perdieron la oportunidad para hablar de su libro. Donovan Mitchell y Dennis Smith Jr. dejaron algunos mates para ir calentando el concurso de esta noche y, la mejor noticia, esta ya en conjunto, fue ver que con esta colección de rookies y jugadores de segundo año, la salud de la NBA está garantizada a muy largo plazo.


No Hay Más Artículos