No sufras más, la NBA está de vuelta. Después de una semana de parón por la celebración del All Star, la mejor liga de baloncesto del mundo regresa este jueves para disputar un tramo final de temporada regular en el que todavía queda casi todo por decidir. La lucha por la cabeza de cada conferencia está que arde y también los últimos puestos de playoff, con equipos que estaban enrachados hace unos días y otros a los que le habrá venido genial el descanso para rearmarse y afrontar con garantías el sprint final. Estas son las seis historias que no debes perderte en los poco más de 20 encuentros que quedan hasta que empiecen las eliminatorias por el título:

1.- El desafío de los Houston Rockets. La franquicia texana parece ser la única que no ha bajado los brazos ante el insultante dominio de Golden State Warriors. De la mano de Harden y Chris Paul, cuando le han dejado las lesiones, los Rockets no sólo le están dando guerra a la franquicia de Oakland, sino que ahora mismo ocupan el primer puesto en la Conferencia Oeste con el mismo número de victorias. La inercia es positiva para ellos, con 10 victorias consecutivas, y conseguir acabar por delante pensando en una hipotética final en los playoff con la ventaja de campo parece condición indispensable para hacerle frente a los campeones.

2.- ¿Nos creemos a los Raptors? El equipo de Toronto es ahora mismo el mejor equipo de la Conferencia Este. Y con diferencia. A la sobriedad habitual mostrada en los últimos años se ha unido la madurez de sus estrellas, DeRozan y Lowry, que están completando una gran temporada. Han superado a unos decadentes Celtics y lideran la clasificación, por lo que mantener ese puesto de privilegio puede traer doble regalo: la ventaja de campo y, más importante quizá, no verse con Lebron James hasta la final de conferencia. Su tramo final también servirá para convencer(nos) a los escépticos de que no caerán en lo de todos los años: gran temporada regular y pifia en playoff a las primeras de cambio.

3.- La euforia de los Cavaliers. La locura del último día de mercado resucitó a unos Cleveland Cavaliers que llevaban camino de sufrir incluso para ser cabezas de serie en las eliminatorias. Borrón, cuenta nueva y la ilusión renovada de LeBron James. El Rey está como un niño con zapatos nuevos con sus compañeros de estreno y, por lo visto antes del All Star (y durante con su exhibición en el partido de las estrellas) parece que no se trata de un espejimos. Quizá sea tarde para darle caza a Raptors y Celtics, pero yo no estaría tranquilo si el efecto de esta renovación se prolonga a los meses de abril y mayo.

4.- ¿El ocaso de los Spurs? Nos hemos hecho esta pregunta cientos de veces en los últimos años y siempre se encargan de dejarnos en mal lugar. Pero esta vez parece de verdad. Popovich y los suyos dan la sensación de ser terrenales no sólo por su racha de tres derrotas seguidas, sino también por situaciones extrañas con lesiones como la de Leonard. El técnico ha dicho que le sorprendería verlo jugar esta temporada y no andan sobrados de piernas en San Antonio para poder competir sin su estrella. Es difícil descartarlos, pero si Timberwolves y Thunder aceleran podrían incluso dejarlos fuera de los cuatro primeros puestos.

5.- Los aspirantes a Cenicientas. En cualquiera de las dos conferencias quedan todavía varios puestos de playoff que asignar, sobre todo en el Oeste, donde la lucha por los últimos cuatro puestos promete ser encarnizada entre seis franquicias. Los Jazz, que llegan curiosamente desde más atrás, son ahora mismo los favoritos para ocupar una de esas plazas. Si son capaces de mantener el momento de juego con el que se fueron al parón (11 victorias seguidas) poca respuesta tendrán sus rivales. Al otro lado del país las cosas están más claras, con Sixers, Heat y Pistons peleando por las dos últimas vacantes.

6.- El MVP busca nuevo dueño. Hacía tiempo que la carrera por el MVP no estaba tan difuminada como esta temporada. Hay muchos candidatos, pero hasta el momento ninguno ha sobresalido como ganador seguro. Harden, Curry, Durant y Lebron James parten con ventaja pero será precisamente este tramo final de campeonato el que decida quién sucede a Russell Westbrook como el mejor jugador de la temporada regular.