Lo que se presentaba como una de las temporadas más ilusionantes de los últimos años para los Boston Celtics empezó con el durísimo palo de la grave lesión de Gordon Hayward. Quizá fuera un aviso de lo que le esperaba al conjunto verde, porque los problemas físicos han sido una tónica habitual en un curso que, más allá del fulgurante inicio, ha sido un calvario. La gran preocupación la central ahora Kyrie Irving y su rodilla izquierda, que lo mantiene fuera de las canchas desde el pasado 11 de marzo… y lo que le queda.

Porque las molestias en la articulación, la misma que ya le dio problemas en las finales de 2015 hasta dejarlo KO, no remiten. Kyrie Irving se ha perdido los últimos cuatro encuentros y todo hace indicar que se perderá los cuatro siguientes en la gira del equipo por el Oeste. Y bien hacen los Celtics de proteger a su estrella. Porque el equipo ya ha hecho los deberes en la temporada regular y, ahora mismo, contar con el base a su mejor nivel para cuando lleguen los playoffs debería preocuparles más que cualquier derrota intrascendente que puedan sufrir en el tramo final de liga.

En Boston son optimistas y creen que el reposo será suficiente, aunque no dejan de ser malas noticias que un chico de 26 años arrastre constantes problemas en una zona tan delicada. En principio parece que podrá evitar el quirófano, pero no es descartable que decida operarse a final de temporada.

De todas formas, Irving no es más que otro inquilino en la abarrotada enfermería verde. Ahí comparte rato con Marcus Smart, operado del dedo pulgar de la mano, y Jaylen Brown, que continúa en el protocolo de conmociones después de la aparatosa caída que sufrió hace dos semanas.

La esperanza es que los tres estén recuperados para cuando empiece la lucha por el título. Mientras tanto, no existe la relajación para los de Brad Stevens, que a pesar de las bajas siguen tirando de orgullo y buen juego para dar la cara cada noche. Su última víctima, los Oklahoma City Thunder, que sufrieron la insistencia del orgullo ‘celtic’ con una remontada de seis puntos en los últimos 20 segundos.

No Hay Más Artículos