Lo que queda de temporada regular debería ser ya un trámite para los Golden State Warriors, que querían convertir los partidos restantes en rodamiento para un equipo muy castigado por las lesiones. Kevin Durant, Klay Thompson y Draymond Green ya están de vuelta, Andre Iguodala está descansando para cuidarse unas molestias de rodilla, y el resto del banquillo también está disponible tras una temporada de altos y bajos. Sólo queda esperar a Stephen Curry, casi descartado para la primera ronda de play offs. Todo lo que Steve Kerr quería de estos últimos partidos, descartada la primera posición del Oeste a manos de los Houston Rockets, era vivir el tramo final de la temporada regular sin sobresaltos. Vamos, justo lo contrario a lo que protagonizó Patrick McCaw en el intrascendente duelo contra Sacramento Kings.

Los Warriors vencieron 112-96 a uno de los peores equipos de la NBA, pero el resultado fue lo de menos cuando McCaw cayó de mala manera a un minuto para el final del tercer cuarto. Nadie comentó el desarrollo del encuentro tras la finalización, ni el buen regreso de Klay Thompson (25 puntos) tras sus problemas de pulgar en la mano de tiro. Todo era preoucpación por el joven alero de Golden State, que entró a canasta tras un pase por línea de fondo, se elevó y recibió el impacto de Vince Carter en el aire. McCaw perdió el equilibrio y cayó con su cadera primero contra el parqué. Los gestos y gritos de dolor helaron el pabellón de los Kings. 

Steve Kerr reaccionó con amargura ante la falta del cuarentón Vince Carter, pero luego exculpó al mítico Air Canadá al ver que estaba tan afectado como los compañeros de McCaw.”Vince se siente fatal”, reveló el técnico de los Warriors. “No me gusta ver a un jugador joven en el suelo sintiendo ese dolor. Rezamos por él. Sentí su pie golpeándome, fue un accidente espantoso”, declaró Carter visiblemente afectado. McCaw dijo en un primer momento que sentía una sensación como si su pierna estuviese dormida, lo que preocupó a los médicos sobre la pista. Luego recuperó la normalidad y las primeras pruebas descartaron problema serios, aunque el alero sigue pendiente de más pruebas.

El susto fue importante para Patrick McCaw y sus compañeros, que lo vieron en directo. Y también pone el punto dramático a la temporada del joven escolta de los Warriors, llamado a dar el salto en la rotación de los campeones tras una muy prometedora final del año pasado. Kerr y el manager general, Bob Myers, esperaban de McCaw que empezara a asumir los minutos de Andre Iguodala y Shaun Livingston como proyecto de futuro de ser el sexto hombre de Golden State. Nada más lejos de la realidad, porque McCaw no ha respondido a la expectativa (4 puntos por partido, apenas 28% de acierto en triples), ha llegado a ser enviado al equipo asociado en la G League para coger confianza, y además se ha visto mermado por las lesiones. Los Warriors siguen esperando a que la mejor versión de Patrick McCaw aparezca en playoffs. Si es que puede jugar después de semejante batacazo.