Toronto Raptors y Boston Celtics van muy en serio en estos playoff NBA. Las dos franquicias terminaron en lo más alto de la Conferencia Este y están dispuestos a poner toda la carne en el asador ahora que han visto que Lebron James y sus Cavaliers son más vulnerables que nunca. No quieren distracciones ni gastar más energía de la necesaria, por lo que ambos van camino de resolver sus series por la vía rápida ante Washington Wizards y Milwaukee Bucks después de llevarse sin problemas los dos primeros partidos en casa.

El equipo canadiense se lo quiso dejar claro a los capitalinos ya desde el primer cuarto. El 44-27 reflejaba bien la intensidad de unos y los recurrentes problemas defensivos de otros, a los que el regreso de John Wall no le ha servido para ser mejor equipo. El base fue el mejor de los Wizards, con 29 puntos, y hasta seis compañeros sumaron más de diez puntos, pero el esfuerzo no se trasladó a su propio aro. DeRozan se fue hasta los 37 y Valanciunas dominó por completo la pintura para gestionar sin problemas la ventaja.

A nadie le gusta correr hacia atrás tampoco en los Bucks, que permitieron a los Celtics anotar 30 o más puntos en tres de los cuatro cuartos. Complicado ganar así en el Garden. Sobre todo si se lo permites a unos Celtics llenos de bajas y con problemas para anotar. Nunca tuvieron opción los de Milwaukee a pesar del casi triple-doble de Antetokoumpo. Brad Stevens sigue madurando a sus jóvenes a gran velocidad y si el primer partido fue de Tatum, el segundo se lo llevó Jaylen Brown. Bien acompañado por Rozier, ambos controlaron el perímetro para firmar casi la mitad de la producción ofensiva de su equipo.

En el extremo opuesto están los Portland Trail Blazers, que no ha podido defender su pabellón y han visto como los New Orleans Pelicans conquistaban su casa. Antonhy Davis sigue siendo el dueño de la zona en esta serie y esta vez estuvo muy bien acompañado por Jrue Holiday, que se fue hasta los 33 puntos a los que sumó 9 asistencias.

La serie viaja ahora a Nueva Orleans con 2-0 y pocas posibilidades de volver al Moda Center, porque todo son malas noticias para los Blazers. El propio Holiday y la versión playoff de Rondo, que se quedó a una asistencia del triple-doble, están llevando bien el ataque y secando a Lillard y McCollum. La puntilla puede haber sido la lesión de Nurkic, lo que alejaría el sueño de la remontada en una quimera.

No Hay Más Artículos