“Mira, a fin de cuentas, el baloncesto no va hombres o mujeres. Si conoces el juego, conoces el juego”. Palabra de LeBron James, la mayor estrella en activo de la NBA. Si figuras como él tienen que hacer reflexiones como esa es porque cada vez parece más cercana la posibilidad de que una mujer se siente en el puesto de head coach de un equipo profesional masculino. Y empujando esa puerta está Becky Hammon, asistente de Gregg Popovich en los San Antonio Spurs y, desde ahora, la primera entrenadora en ser entrevistada para dirigir una franquicia. Los Milwaukee Bucks sopesarán si merece ser ella quien conduzca el desarrollo de Giannis Antetokounmpo en las próximas temporadas. 

La información adelantada por el periodista de la ESPN Adrian Wojnarowski sorprende, pero no tanto. Hace tiempo que el nombre de Hammon sobresale en los círculos de la NBA e incluso horas antes de conocerse esta noticia era Bill Simmons, el director de la web The Ringer quien se preguntaba cómo no se estaba teniendo en consideración el nombre de la exjugadora de 41 años. Ya se había convertido en la primera asistente a tiempo completo de un banquillo de la NBA (esta temporada se le sumó Jenny Boucek en los Sacramento Kings) y en la primera mujer en dirigir a una franquicia masculina en la Liga de Verano, llevando a los Spurs a ganar ese torneo de pretemporada en 2015. 

Los Milwaukee Bucks tienen en buena estima a Becky Hammon, a la que habían considerado hace un año cuando buscaban nuevo mánager general. Pero es ahora, tras caer eliminados en primera ronda de playoffs frente a los Boston Celtics con el técnico Joe Prunty ocupando el banquillo de forma interina tras la salida de Jason Kidd, cuando han vuelto a pensar en ella para un trabajo con impacto directo sobre la pista. 

El pasado mes de abril, Hammon hablaba en una pieza para The New Yorker, reconociéndose como una inspiración para muchas jóvenes y un motivo de sospecha para algunos hombres, pero rechazando que la conversación en torno a ella se centre en su género: “¡Si no quieres una mujer como entrenadora, no la contrates! Pero si quieres contratar a alguien cualificado y capaz de hacer un buen trabajo, entonces quizás deberías tenerme en cuenta”. 

La competencia de la entrenadora para el puesto se sienta con ella a la vera de Popovich. James Borrego, también de 41 años y con experiencia como técnico interino de Orlando Magic en 2015, es otro de los candidatos que oposita al puesto vacante en Wisconsin. Quien resulte elegido, sea Hammon, Borrego o cualquier otro, tendrá la oportunidad de tutelar a Giannis Antetokounmpo, uno de los mayores talentos del baloncesto mundial. Una posición enormemente apetecible y que, por vez primera en una liga profesional estadounidense, puede ser ocupada por una mujer. 

 

No Hay Más Artículos