La temporada NBA ha finalizado con el soberano triunfo de los Golden State Warriors. Ahora, antes de que dé comienzo el baile de agentes libres a partir de julio, todos los ojos están colocados en el inminente Draft universitario, que se celebrará el próximo viernes día 22 a la 1:00 de la madrugada. Como de costumbre a estas alturas, pocas elecciones están claras a excepción de la primera, la de unos Phoenix Suns lanzados a por la bestia DeAndre Ayton. Porque a partir de ahí, todo parece abierto, con el llamativo descenso del caché de Luka Doncic como principal novedad

Cuando se celebró el orden de selección hace unas semanas, expertos y aficionados coincidían en que el esloveno del Real Madrid no bajaría de las dos primeras posiciones. Si no lo escogía la franquicia de Arizona, lo haría con casi total seguridad Sacramento Kings, el equipo de California con una profunda huella balcánica en sus filas: por una de sus figuras, Bogdan Bogdanovic, y también por dos de sus ex jugadores y actuales directivos, Vlade Divac y Peja Stojakovic. Sea una estrategia de distracción o sea cierto, los Kings parecen mirar hacia un perfil muy distinto de cara del Draft

A poco más de una semana y media para que Adam Silver comunique los nombres de los elegidos, las últimas predicciones colocan en el punto de mira de Sacramento al ala-pívot Marvin Bagley, de la Universidad de Duke. Al parecer, Divac y compañía consideran su zona exterior muy poblada y prefieren apuntalar la interior, mucho más débil, con un jugador de 19 años que promedió 21 puntos y 11.1 rebotes durante el pasado curso. Un razonamiento similar, según los rumores, abrazan los Atlanta Hawks. 

La franquicia de la capital de Georgia elegirá inmediatamente después de los Kings y sus gustos también se inclinan hacia el mayor número posible de centímetros. Otro estadounidense que está subiendo como la espuma es Mo Bamba, un espécimen de 2,16 y casi 2,40 de envergadura que se dedicó a masacrar rivales a base de tapones durante su año en Texas. Pero es que además está dejando alucinado a todo el mundo en sus pruebas individuales, por su sorprendente velocidad, sus movimientos y sus lanzamientos exteriores. 

Al margen de Bagley y Bamba, tampoco se pueden descartar las opciones de Michael Porter y Jaren Jackson, pues ambos están recibiendo sonoros aplausos por sus workouts, especialmente el primero. Así pues, a Doncic se le van cerrando algunas puertas (o no), por lo que Memphis Grizzlies (4) o Dallas Mavericks (5) aparecen hoy como otros posibles destinos del esloveno (impensable hace un mes). Eso, o que acabe en otra franquicia totalmente distinta a las anteriores vía traspaso. 

Un equipo que ha manifestado un decidido interés por el jugador del Real Madrid es Los Angeles Clippers. Los californianos elegirán en dos posiciones consecutivas, 12 y 13, y estarían dispuestos a ofrecerlas a cualquiera para poder seleccionar a Doncic. Incluyendo, además, a uno de sus principales valores actuales, Tobias Harris. Lo mismo que intenta Danny Ainge para subir hasta el top 5 y poder quedarse con Bamba (a Dallas ya le ofreció a Terry Rozier o Jaylen Brown pero los texanos dijeron que no). 

En definitiva, una maravillosa incertidumbre por todas partes. Habrá que esperar hasta la madrugada del día 22 para ver qué hacen Sacramento, Atlanta, Memphis o Dallas y dónde cae finalmente Luka Doncic. Y quién sabe si Ainge volverá a sacarse un traspaso milagroso de la chistera. Porque la NBA es puro entretenimiento hasta cuando se han apagado los focos en la cancha. 

No Hay Más Artículos