Si tu padrino es Dirk Nowitzki, ¿qué podría salir mal en el inicio de tu carrera en la NBA? Así será el mañana para Luka Doncic, el fenómeno esloveno que ha deslumbrado a toda Europa jugando para el Real Madrid y que ahora defenderá los colores de los Dallas Mavericks. La franquicia tejana adquirió los derechos del balcánico en un traspaso inmediato con los Atlanta Hawks, que elegían en la tercera posición del Draft de la NBA 2018. Curiosamente, esa fue la misma situación que vivió Pau Gasol en 2001, pero por entonces los de Georgia le enviaron en otro intercambio a los Grizzlies. 

Efectivamente, Atlanta seleccionó a Doncic (como apuntaban las últimas predicciones del Draft 2018) pero los Hawks acordaron enviarle a Dallas Mavericks por el base anotador Trae Young, uno de los jugadores con más proyección mediática por su estilo de juego (triplista tras bote, como Curry), pero cuya adaptación a la NBA genera dudas. Con la camiseta de los Mavericks, el esloveno podría formar una excepcional pareja exterior con el joven Dennis Smith Jr., uno de los mejores rookies de la temporada pasada. En la zona, los tejanos tienen más problemas, aunque se espera que se lancen al mercado de agentes libres con decisión (se ha rumoreado que uno de sus grandes objetivos es DeMarcus Cousins). 

Antes de que Adam Silver anunciase a Doncic, Phoenix Suns y Sacramento Kings habían cumplido los pronósticos previos al Draft. Los de Arizona seleccionaron al bahameño DeAndre Ayton, una fuerza de la naturaleza que se convierte desde ya mismo en su principal figura en la zona. Por su parte, los californianos optaron por el atlético Marvin Bagley, ala-pívot que ha protagonizado un gran curso en Duke. Eso sí, no son pocas las voces que avisan: Sacramento se arrepentirá de no elegir a Doncic. 

Justo antes de que Dallas escogiera a Young para Atlanta, Memphis Grizzlies se la había jugado con Jaren Jackson Jr, considerado uno de los mejores defensores de toda esta hornada. En una línea similar se movieron los Orlando Magic, enamorados del gigante Mo Bamba. Con la posición número 7, Chicago Bulls se quedó con Wendell Carter, y en la 8 Cleveland Cavaliers hizo lo propio con el base Collin Sexton, un jugador muy del agrado de LeBron James. Kevin Knox a New York Knicks y Mikal Bridges a Philadelphia 76ers completaron las diez primeras plazas.

Llamativa fue también la aparición de Michael Porter Jr, un alero que había sido considerado para las dos o tres primeras posiciones pero cuya grave lesión de espalda acabó con esas opciones. El ex jugador de la universidad de Missouri, que sólo pudo disputar tres partidos en la pasada temporada, recibió la confianza de Denver Nuggets en la decimocuarta elección. Pero ojo que no acabe siendo el robo de este Draft de la NBA.

No Hay Más Artículos