Markelle Fultz, Ben Simmons, Joel Embiid… la maldición del draft ha cambiado de manos y los Sixers han conseguido librarse, pero no ha pasado un mes y la NBA ya tiene al fiasco de la clase de 2018: Michael Porter Jr. El mal de ojo ha viajado a Denver, aunque en este caso hay que apuntar que ya se trataba de una apuesta arriesgada. Los Nuggets decidieron lanzar la moneda en el puesto 14 con el alero que estaba bajo sospecha por sus problemas de espalda y le ha salido cruz. Al menos de momento, ya que Porter ha tenido que pasar por el quirófano y no hay fecha para su estreno en la mejor liga del mundo.

Quizá sea un movimiento entendible viendo el potencial del jugador, que a principios de la pasada temporada aspiraba a convertirse en el número uno de su promoción por lo visto en el instituto. Pero ya entonces comenzaron sus problemas de espalda que lo obligaron a operarse en diciembre. Regresó en el último tramo de temporada y las sensaciones no eran las mismas, aunque sí parecía recuperado.

Esa fragilidad en una zona muy complicada para los baloncestistas hizo que 13 franquicias decidieran pasar de él. Y parece que tenían razón porque Porter no ha llegado sano ni a la pretemporada. Desde su entorno aseguran que podrá volver a jugar este mismo año, aunque de momento nadie en los Nuggets ha puesto plazos para su recuperación, seguramente también con la intención de proteger al chico.

No es que deban tener demasiada prisa en Denver, con Gary Harris y Jamal Murray tirando del carro y Jokic dominando la pintura, pero lo que está claro es que la llegada de Michael Porter Jr. era el salto de calidad que le faltaba a una franquicia que bajo el mando de Mike Malone está desarrollando un juego más que interesante, ofensivo y alegre, eso sí sin defensa.

La buena noticia para el novato es que tiene precisamente en Embiid o Simmons el espejo en el que mirarse, con graves lesiones que no les impiden brillar en la NBA. Eso para él, porque para el equipo el único consuelo mientras que no se recupera su nueva estrella es esperar que Isaiah Thomas vuelva a su mejor nivel.

No Hay Más Artículos