Es la segunda vez que los Cleveland Cavaliers se enfrentan a un escenario post Lebron James. Y es la segunda ocasión en la que todo lo que se encuentran es tierra quemada. La franquicia de Ohio afronta un periodo de reconstrucción en la que la primera sensación ha sido de vértigo. O al menos eso deja entrever su primer gran movimiento de este verano: la renovación de Kevin Love por 4 años y 120 millones de dólares o, lo que es lo mismo, elegir la primera piedra del nuevo proyecto de entre los escombros del anterior.

Porque Love es un buen jugador, pero en los últimos años no ha hecho más que ir dilapidando el crédito que se había ganado en los Timberwolves. Ese que le valió para ser el elegido por Lebron para formar el Big Three junto a él y Kyrie Irving. De ese Juggernaut que quisieron crear los Cavaliers sólo queda el californiano y el rédito que han sacado ha sido un anillo y tres finales perdidas.

Puede que ahora, cuando está a punto de entrar en la treintena, encuentre de nuevo su mejor baloncesto. Ese que mostró en los Wolves cuando era el principio y final del juego de su equipo. Ese que lo convirtió en uno de los jugadores interiores más dominantes de la liga con marcas automáticas que superaban los 20 puntos y 10 rebotes. Eso que, quizá más por su culpa que por la de nadie, nunca ha podido ser desde que llegó al Quicken Loans, donde quedó empequeñecido a poco más que un tirador desde la esquina. El eslabón débil que Curry atacó sin piedad en cada cambio defensivo en las últimas finales.

Pocos escenarios para reivindicarse mejores que el que se encontrará la próxima temporada en los Cavaliers. Nadie tratará, ni posiblemente tenga la capacidad para hacerle sombra. Porque el desierto es real. Algún veterano como George Hill o Korver, la desidia de Tristan Thompson y el único oasis del que beber como el novato Collin Sexton serán sus compañeros de reparto. Se avecinan tiempos oscuros en Cleveland, que al menos ha estado rápido para agarrarse a un faro en el ocaso como Kevin Love antes que quedarse sin linterna.

No Hay Más Artículos