Camino de los 34 años, LeBron James es leyenda viva de la NBA. Su principal motivación es perseguir a la leyenda de Michael Jordan. Russell Westbrook y James Harden son los últimos MVP pero todo el mundo sabe que el Rey es la referencia definitiva. Tres anillos de campeón y ocho finales consecutivas son apenas datos que suman un currículum que será histórico. Bien, pues de todo lo logrado por James en su carrera, LeBron considera su mayor logro el conseguido este verano: inaugurar una escuela pública en su Akron natal, con la que ayudar a niños humildes y a sus familias.

“Los nervios antes del primer día de clase vuelven a ser reales. Será uno de los momentos más importantes de mi vida (si no el más importante) cuando abramos la escuela I Promise. Este chico delgadito de Akron que se perdió 83 días de clase en 4º grado tenía grandes sueños”, dijo LeBron James en el fin de semana previo a inaugurar la escuela Yo Prometo (en inglés), una institución pública que LeBron ha pagado de su bolsillo. Por ahora, 240 alumnos procedentes de entornos problemáticos y en el límite de la pobreza (como James en su momento) se beneficiarán de la instalación. 

Akron es una ciudad a 50 kilómetros de Cleveland, en el estado de Ohio, donde LeBron James sobrevivió a una infancia complicada, con padre ausente y un entorno de necesidad. El que luego se convertiría en el gran ídolo de Cleveland siempre se ha mantenido orgulloso de sus orígenes, por más que ahora haga las maletas para irse a la lujosa Los Ángeles para criar a sus hijos en un ambiente radicalmente distinto del que vivió su padre. “Es un momento agridulce, sentarme aquí en esta escuela que estoy abriendo con estos chicos, con esta comunidad, y al mismo tiempo mudarme a la otra costa de Estados Unidos”, reconoció James. Pero su legado ya se queda en Akron de manera tangible.

La escuela I Promise abrirá más horas para mantener a los chicos fuera de las calles, les dará las comidas pertinentes y, por iniciativa personal de LeBron James, les dará una bicicleta a cada uno. También ofertará becas a largo plazo (los que cumplan su ciclo escolar en el centro) e intentará acercar perspectivas laborales a los padres de los más necesitados. La inauguración de la escuela patrocinada por LeBron James ha sido recogida con gran repercusión en los medios estadounidenses, pero lo único que no ha trascendido es la inversión del ahora jugador de los Lakers. Camino de ser el primer deportista en amasar 1.000 millones de dólares, el dinero no es un problema para LeBron, que ha hecho su mate más espectacular en el patio trasero de su Akron natal.

No Hay Más Artículos