El diccionario Merriam-Webster, manual de referencia para la lengua inglesa desde una óptica norteamericana, dice que la palabra female, a menudo empleada para apelar a una mujer, hace referencia al «sexo que habitualmente tiene la capacidad de criar o producir huevos». Por otra parte, define woman como «una persona adulta hembra». La elección de las palabras nunca es casual y con frecuencia revela más sobre nuestro pensamiento de lo que creemos. Nos puede indicar el respeto que tenemos por algo. Por ejemplo: podíamos pensar que Cam Newton, el quarterback estrella de los Carolina Panthers de la NFL, era simplemente imbécil. Ahora sabemos que además es un imbécil machista.

«It’s funny to hear a female talk about routes (Es gracioso/raro escuchar a una hembra hablar sobre rutas)», dijo riéndose Newton antes de responder a la pregunta que le formuló en rueda de prensa una periodista del Charlotte Observer. Jourdan Rodrigue inquirió al líder de los Panthers sobre el trabajo de uno de sus receptores para abrirse paso en las rutas. El quarterback sacudió la cabeza divertido, aguantó la carcajada y mostró abiertamente su dentadura. Después hizo su comentario machista y, solo entonces, respondió con normalidad a una cuestión rutinaria.

En el momento de escribir estas líneas Cam Newton no ha dado ninguna explicación del porqué de su comentario. Ninguna publicación en las redes sociales del atleta. Sí por parte de la periodista, que confirmó su asombro por una respuesta que «no solo me menosprecia a mí, sino también a muchas otras mujeres que antes que yo y como yo trabajan en empleos similares«, afirmó. Rodrigue contó que, tras la comparecencia, buscó al jugador a la salida del vestuario pero que este no le ofreció ninguna disculpa.

El Charlotte Observer ha ampliado el relato de lo sucedido, revelando que el multimillonario Cam Newton no dista tanto de ese lugar común del aficionado de barra de bar, orgulloso de lo rancio de su comportamiento. Es la versión atleta profesional de súperelite del hombre que desprecia a su mujer porque no muestra interés en la regla del fuera de juego del fútbol. Según el periódico de Carolina del Norte, el mariscal de campo de los Panthers cree que la periodista no es capaz de interpretar las rutas que corren los receptores, y solo se fija en el hombre que está libre de marca. Como si el fútbol americano fuese una magia arcana cuya complejidad no puede abarcar el pequeño cerebro de una mujer.

Newton habría afirmado en esa charla privada que si la mujer sí conocía las rutas de los wide-receivers, entonces sabía más que la mayoría de informadores. Si fuese así, concedió el jugador, entonces él debería haber dicho que era raro escuchar a los «reporters» en general hablar de esa parte específica del juego.

Hace un año que Jourdan Rodrigue cubre la información de los Panthers y que viene interactuando con la estrella del equipo. La charla privada terminó con la periodista preguntando al jugador si sabía quién era ella. Cam Newton dijo que no y Rodrigue se despidió recordándole su nombre. Después escribió en Twitter que no le parece «raro» ser una hembra y hablar de rutas. Le parece que es su trabajo.

Lo que nadie parece saber aún es de qué se ríe Cam Newton.

 

 

 

No Hay Más Artículos