Los deportistas rusos podrán participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang que se disputarán en Corea del Sur del 9 al 25 de febrero de 2018, pero no podrán hacerlo en nombre de su país. La esquiadora estadounidense Lindsey Vonn sí representará a su país, pero no quiere representar a su presidente. En el primer caso se trata de una decisión del Comité Olímpico Internacional que ha expulsado a Rusia de la competición por las sospechas de dopaje institucionalizado por sus federaciones, pero que permitirá competir de manera individual, bajo emblema olímpico, a los atletas rusos que demuestren su limpieza. En el segundo, es una decisión personal de la deportista más laureada en su disciplina.

Vonn, que es una de las mayores atracciones deportivas y mediáticas de los Juegos, acaba de explicar en una entrevista en la CNN que pretende “representar al pueblo de los Estados Unidos, no a su presidente”. “Me tomo las Olimpiadas muy en serio, y lo que significan y representan, lo que simboliza caminar bajo nuestra bandera en la ceremonia inaugural. Quiero representar a nuestro país bien. Y no creo que haya muchas personas actualmente en nuestro gobierno que estén haciendo eso”.

La esquiadora, ganadora del oro en descenso en Vancouver 2010, se suma a otras voces destacadas del deporte estadounidense que han alzado su voz contra el presidente Donald Trump por su desprecio hacia las minorías y sus políticas de exclusión. Tras las protestas del mundo del fútbol americano encabezadas por Colin Kaepernick, o las de figuras de la NBA como Stephen Curry o Gregg Popovich, ahora es una estrella olímpica quien carga contra el inquilino del despacho oval, una habitación que no quiere pisar mientras esté Trump al cargo. Preguntada por si aceptaría una invitación para acudir a la Casa Blanca, Lindsey Vonn respondió “de ningún modo”.

A sus 33 años, el palmarés de la nativa de Minnesota es extraordinario. Vonn posee 77 victorias en pruebas de la Copa del Mundo, que ha ganado en cuatro ocasiones. Es, además, una de las seis mujeres que se han impuesto en alguna ocasión en las cinco disciplinas del esquí alpino: descenso, súper gigante, eslalon, eslalon gigante y la súper combinada. PyeongChang 2108 supondrá su retorno olímpico después de perderse la cita de Sochi 2014 a causa de una grave lesión en la rodilla. Eso siempre que no se vuelva a lastimar. Algo que estuvo a punto de suceder hace una semana en Lake Louise.