Gerard Piqué no es un buen entrevistador, pero posee una capacidad que se le escapa a los profesionales del periodismo: el sí tiene acceso a las esquivas estrellas del fútbol mundial para sentarlas delante de una cámara gracias a que ha compartido vestuario con ellas. Hace tiempo que el central del Barcelona, con experiencia en negocios como una empresa de videojuegos, manifestó su voluntad de crear un medio de comunicación “de los deportistas” para que estos pudiesen contar su versión de los hechos frente a la prensa tradicional. Eso ya existía en Estados Unidos, así que por ahora Piqué ha optado por un paso intermedio: colaborar con The Player’s Tribune mediante una serie de entrevistas a jugadores de primer nivel. Y ya que él es quien es, se ha podido sentar durante 15 minutos con Neymar Jr. delante de una cámara.

Como el defensa catalán no es periodista, algo que él mismo concede al final del vídeo, el resultado es una charla amistosa con el brasileño, interrumpida con risas frecuentes y huérfana de revelaciones. Los protagonistas del tuit deportivo más famoso del verano, aquel “Se queda” que se reveló como una broma y no impidió la salida de Neymar del Barça hacia el PSG, tienen un acuerdo: solo van a hablar del Mundial de Rusia 2018. Así que nada más vamos a saber sobre el fichaje más controvertido del año que concluye.

La única confidencia de vestuario que se les escapa durante la charla atañe a Leo Messi. Después de que combinados clásicos como Holanda o Italia se hayan quedado fuera del torneo de Rusia, Neymar Jr. reflexiona que “toda selección ahora consigue salir jugando, empatar fuera: el fútbol está muy difícil”. Y entonces se acuerda de un buen ejemplo: “La Argentina de Leo sufrió mucho“. Entre risas, Piqué cuenta que “yo lo he tenido en el vestuario y te puedo decir que ha sufrido”, mientras el brasileño confiesa que llamaba a Messi para picarlo: “Ganad, ganad o si no, fuera. Ha sido jodido para ellos”.

Defensa y extremo coinciden en su puñado de favoritos para alzar la Copa del Mundo: Alemania, Argentina, Brasil, España, Francia. Hay un salvedad. El 3 del Barça sitúa a Brasil “un peldaño por encima de los demás”. “Estamos bien estructurados, conseguimos encontrar nuestro juego”, reconoce el 10 del PSG, que también reparte elogios para uno de sus nuevos compañeros en París. Dice Neymar de Kylian Mbappé que “tiene mucha calidad y puede ser un nombre que quede en la historia del fútbol”.

Pero quizás no haya un descubrimiento mayor en todo el vídeo que el respeto que las dos estrellas tienen por uno de los equipos más modestos del próximo torneo. Tanto Piqué como Neymar apuestan por Islandia como la revelación del Mundial. El máximo exponente actual del jogo bonito elogia al industrioso equipo nórdico: “Vi un partido de ellos y juegan muy bien. Creo que va a sorprender, ¡cuidado!”. Y ese elogio resulta, tal vez, la única sorpresa en una charla que no es una entrevista.