Ni una votación de internet sin un buen troleo. Si las elecciones legislativas todavía requieren de sufragio presencial tal vez sea porque no hay elección telemática en la que una masa de votantes no se anime a alterar los resultados con tal de echarse unas risas. De ese modo habrá que tomarse que Paulinho haya duplicado en votos populares a Neymar (31,83% frente a 14,43%) en la votación del Samba de Oro.

El galardón que otorga desde hace diez años el portal francés Sambafoot.com premia al brasileño más destacado en el fútbol europeo. Gracias a que se aplican factores correctores para matizar los cerca de 50.000 votos populares en forma de opinión de exjugadores y periodistas, el astro del París Saint-Germain ganó el premio de 2017 (27,71% de apoyos totales), por delante del vencedor de 2016 y objeto de deseo del Barcelona, Philippe Coutinho (16,64%), y del madridista Marcelo (14,43%).

A Paulinho el voto popular le ha servido para quedar cuarto en la votación general (13,64%) y certificar que encarna el cuento del patito feo en esta temporada: fichado de la liga de China por nada menos que 40 millones de euros en pleno drama del verano culé por la marcha de Neymar, ha dejado atrás su condición de hazmerreír para convertirse en uno de los sostenes de esta rocosa versión del Barcelona que ha ideado Ernesto Valverde para rodear a Leo Messi.

Por detrás de Paulinho y su bigote quedan otros brasileños protagonistas en finales europeas, como Casemiro; apariciones rutilantes de la Premier, caso del lesionado Gabriel Jesús; tipos que no pueden parar de triunfar en Europa como Dani Alves (finalista europeo con la Juventus y susurrador de Neymar para traérselo con él a París); y figuras perpetuamente menospreciadas como Filipe Luis, puntal imperecedero del mejor Atlético de Madrid y olvidado en las votaciones por internautas, exfutbolistas y plumillas.

Ney, el mejor futbolista de la canarinha que milita en Europa, recibirá el trofeo Samba de Oro en París en el mes de febrero. Quizás para entonces, si le hacemos caso a Nike, el Barça lo habrá reemplazado con Coutinho, el segundo de la votación, y Paulinho ya tendrá con quien bailar samba en la Ciudad Condal.

No Hay Más Artículos