Una hagiografía es tanto una historia de la vida de los santos, como una biografía excesivamente elogiosa. A los fans de Tom Brady cualquiera de las dos definiciones de la RAE les parece correcta. A fin de cuentas, hay documentación abundante sobre los numerosos milagros realizados dentro de un estadio por el quarterback de los New England Patriots. Tom vs Time, la serie documental que Facebook viene publicando en la red social encaja más en la segunda acepción referida.

Los cinco capítulos difundidos hasta la fecha intentan humanizar un personaje que parece cualquier cosa menos una persona normal: maniático hasta la extenuación para derrotar a la vejez (como muy bien resume el estupendo título de la serie, Tom contra el Tiempo); esposo de una súpermodelo a la que quiere menos que a su deporte; el mayor ganador de la historia de su disciplina; un líder con una ascendencia sobre su equipo como la del mejor general de guerra; colega en tiempos de Donald Trump… Pero el final soñado para el proyecto descarriló desde que los Philadelphia Eagles se impusieron a los pronósticos y ganaron la Superbowl LII en un partido épico. “Lo cierto es que teníamos un plan, pero inconscientemente estaba vinculado a que los Patriots ganasen la Superbowl y cuando eso no ocurrió (¡felicidades, Eagles!), sentí que teníamos que pausar y recalibrar”, acaba de confesar Gotham Chopra, el director del proyecto.

“Recalibrar” significa en este contexto que desde que Nick Foles anotó la madre de todos los touchdowns en una final se comenzó a estropear el cuento del perfecto poster-boy americano que, como en tantas películas, debería acabar con nuestro protagonista alzando a cámara lenta el título de campeón mientras la pantalla funde a negro. La derrota de los Patriots y el sack con fumble que Brady sufrió en un momento clave del partido desviaron el camino del héroe previsto por los responsables del documental. “Aunque teníamos material asombroso de los playoffs, con la lesión en la mano de Tom y la gran remontada en la final de conferencia, una vez visto el resultado de la Superbowl empecé a preguntarme por la importancia de todo ese material y decidí que realmente necesitábamos una entrevista final con nuestro chico antes de resolver sobre qué iba a tratar el capítulo seis”, explica Chopra.

Así que, según anuncia el director, el episodio final de Tom vs Time recogerá lo más destacado de una entrevista de más de una hora en la que el jugador “estaba reflexivo y animado, muy consciente y decepcionado por la derrota del domingo, a la vez que cortés hacia los Eagles por su impresionante victoria, mientras va desmenuzándolo todo para encontrar la lección que sacar de todo esto”.

Tom Brady tendrá un final para su documental. Su rival Nick Foles tiene otra cosa. La exhibición del cerebro de Philadelphia fue de tal calibre que cuando le preguntamos a Google quién es ahora el propietario de los New England Patriots, el motor de búsqueda responde con el nombre del quarterback de los Eagles.

 

No Hay Más Artículos