Todavía no será necesario organizar vueltas de honor en los circuitos del Mundial. Valentino Rossi y la escudería Yamaha han anunciado la renovación de su vínculo hasta el año 2020. El gran campeón italiano seguirá subido a una moto de competición al menos hasta los 41 años, superando así en longevidad en la pista a alguno de sus mitos y amigos como Giacomo Agostini y el llorado Ángel Nieto. Cuando termine su nuevo contrato de dos años, Il Dottore podrá plantearse si quiere intentar superar al escocés Fergus Anderson, el ganador de un gran premio de mayor edad: se impuso en el trazado de Montjuïc en 1953, cuando ya había soplado 44 velas de su tarta de cumpleaños. 

El acuerdo de la marca japonesa y Rossi se confirma solo unos días antes de que arranque la competición de MotoGP con el Gran Premio de Qatar. El comunicado difundido por Yamaha para anunciar el nuevo contrato destaca que la decisión se apoya en los méritos recientes, y no solo en el peso de la leyenda que acompaña al genio de Urbino: “Con seis podios el pasado año, incluyendo una brillante victoria en el Gran Premio de los Países Bajos, el Movistar Yamaha MotoGP Team confía en su alianza con Rossi y aguarda ser un candidato serio al título en 2018 y las temporadas siguientes”. 

El piloto respondió con ese entusiasmo inagotable por pilotar que ha caracterizado su carrera desde su debut en el Gran Premio de Malasia en 1996 con una Aprilia de 125cc: ” Quiero agradecer a Yamaha, a Lin Jarvis y Maio Meregalli en particular por su confianza en mí, porque el reto es difícil: ¡Ser competitivo hasta los 40 años! Sé que va a ser difícil y que va a requerir mucho esfuerzo por mi parte, y de mucho entrenamiento, pero estoy preparado. No me falta la motivación y es por eso por lo que he firmado dos años más”.

Por supuesto, la marca asume encantada también todo el legado asociado a la figura del número 46: “La combinación de The Doctor y la YZR-M1 ha conducido a muchos hitos en el pasado y juntos han obtenido cuatro campeonatos del mundo de MotoGP. Es el piloto de Yamaha más exitoso de la historia, con 56 victorias, 43 segundos puestos, y 35 terceros logrados en 206 carreras juntos”. De algún modo, la empresa del diapasón quiere vincular para la historia a Valentino con sus motos, pese a que los tres primeros títulos mundiales de Rossi en la categoría reina fueron conseguidos con el otro gran fabricante japonés de motores, Honda

En el box contiguo al de Rossi continuará el español Maverick Viñales, también renovado hasta 2020. Y hasta esa temporada continuará igualmente frente a ellos el vigente campeón mundial, Marc Márquez, atado por Honda hasta 2020. Yamaha no consigue el título desde 2015, con Jorge Lorenzo, y teme que la anunciada tiranía de Márquez sea ya una realidad. El español acumula cuatro mundiales en cinco temporadas y solo tiene 25 años. 

Para oponerse a él, seguirá apostando por la mezcla de juventud de Viñales, tercero en el pasado Mundial a sus 23 años, y el aura siempre ganadora de Vale. A sus 39 años, e incluso cuando llegue a los 41 con su nuevo contrato, seguirá resultando un mal trago para cualquier rival acudir a consulta con Il Dottore en la última curva de un circuito. 

No Hay Más Artículos