Cristiano Ronaldo se volvió a convertir en héroe para Portugal. En un amistoso contra Egipto, el delantero portugués marcó dos goles en el tiempo añadido para remontar el 1-0 de Mo Salah y darle la victoria a las Quinas de la manera preferida: agónica, poco brillante y con goles de Cristiano. Horas antes, las noticias hablaban de otro tipo de gol, uno en propia puerta que el mismo Ronaldo se marcaba en el proceso judicial que la Hacienda española tiene contra él por un supuesto fraude de 14,7 millones de euros. Y el cerco se estrecha sobre la estrella del Real Madrid, cada vez más difícil escapar una sentencia de fuerte multa económica y, quizás, una pena de cárcel.

La defensa de Cristiano Ronaldo quiso presentar una prueba que consideraba importante. Tres especialistas que debían testificar en su favor, uno de ellos el autor del libro Manual de Fiscalidad Internacional, en el que los abogados de Ronaldo basaron su tesis para justificar que el delantero había obrado de buena fe en el pago de impuestos derivados de sus multimillonarios derechos de imagen. Pero resulta que Néstor Carmona y dos ayudantes acabaron declarando durante 4 horas en el juzgado y dándole la razón a la acusación. Es decir, los peritos aportados por Cristiano Ronaldo para defender su tributación de derechos de imagen acabaron diciendo que la Agencia Tributaria española estaba en lo cierto en su acusación de que en ese pago de impuestos, el portugués defraudó 14,7 millones de euros.

No sólo eso, sino que según la información de la Cadena SER, los propios expertos aportados por la defensa de Cristiano Ronaldo acabaron calificando de “la más absurda que han visto jamás” el intento de los asesores del luso de cambiar el tipo de actividad por la que debía de pagar impuestos el futbolista. No pinta muy bien el caso, cuyo siguiente fase puede ser la apertura de juicio oral camino de una sentencia que puede ser de fuerte multa y una pena de cárcel. La prensa española informó la semana pasada que Cristiano Ronaldo quiso alcanzar un acuerdo con Hacienda, reconociendo su culpabilidad en el caso a cambio de pagar apenas 4 millones de euros de multa. La oferta fue rechazada de plano.

Cristiano lleva una segunda vuelta de Liga española pletórica, ha marcado en todos los partidos de la Champions League (donde sigue batiendo todos los récords anotadores) y sigue siendo decisivo con su selección camino del Mundial de Rusia 2018. Pero su gol más recordado puede ser este en propia puerta, camino del juzgado y del banquillo de los acusados.

No Hay Más Artículos