Zlatan Ibrahimovic ha triunfado en todos los países en los que ha jugado. Sólo el Manchester United dejó de ganar la liga de su país con el sueco en plantilla. Conociendo la confianza que el sueco siempre ha mostrado en sí mismo, no era de esperar que su intención al llegar a Estados Unidos fuera a ser diferente. El delantero dio todo un espectáculo de atrevimiento y desafíos en su presentación como nuevo jugador de Los Ángeles Galaxy, equipo que seguro estará contento al contemplar que su nuevo fichaje estrella apenas tardó unos minutos en confirmar todo lo que se contaba en cuanto a su ego.

“El león (que así es como él mismo se apoda) está hambriento”, aseguró nada más sentarse ante los cientos de periodistas americanos. Ibrahimovic se mostró entusiasmado y quiso disipar las dudas que cualquiera pueda tener por sus 37 años: “No es preocupéis por mi edad. Cuando llegué a Inglaterra todos me dijeron que era viejo y que iba en silla de ruedas. Después de tres meses, conquisté Inglaterra. Me siento joven. Ya dije en el pasado que me siento como Benjamin Button: nací viejo y moriré joven”.

La estrella de Juventus, Inter, PSG, Ajax, Barcelona y Manchester United, entre otros, también ha querido dejar claro desde el primer momento que su llegada a la MLS no es un retiro anticipado. Ibrahimovic ha llegado para seguir sumando triunfos: “He venido a ganar, estoy muy seguro de que ganaré y sé que ganaré“.

Antes de retirarse y ante la aclamación de un gran número de fans, Ibrahimovic también tuvo tiempo de mandar un mensaje a su país. El punta se retiró hace unos años de la selección, pero con la clasificación de Suecia para el Mundial 2018 quizá se replantee volver. Según él, esa decisión sólo le pertenece a una persona: “Nadie tiene que llamar a nadie. Si quiero ir estaré allí. Es lo que hay. Todos están hablando si debería ir o no, porque ahora están bien, en un buen momento… pero la realidad es que hasta nunca ganaron nada y yo sé cómo ganar. Así que ya veremos“.

 

No Hay Más Artículos