El Mundial de Rusia 2018 acabó de manera prematuramente para Cristiano Ronaldo. Eliminado en octavos de final sin demasiada historia, el delantero dejó para su vídeo particular del resumen del año un hat trick ante España. Con la conciencia tranquila de su etapa en la selección portuguesa tras conquistar la Eurocopa 2016, Cristiano hizo las maletas y se fue de vacaciones. Apenas le duró la tranquilidad estival un par de días, antes de que saltasen por los aires los rumores de un traspaso a la Juventus que pondría patas arriba el fútbol italiano. Y deja al Real Madrid en una situación delicada: retener a su estandarte de la última década y de los mejores de su historia con un nuevo contrato, o dejarle ir casi por la puerta de atrás y a un precio que al jugador le suena a desprecio.

Hace tiempo, según Marca, que el Real Madrid dejó por escrito que estaría dispuesto a traspasar a Cristiano Ronaldo por 100 millones de euros, siempre y cuando el comprador no fuera un rival directo. “Si me ponen ese precio, es que me quieren vender“, atribuye el diario muy cercano al club blanco que dijo Cristiano cuando se enteró. El caso es que la Juventus suena a rival directo, o al menos así se mostró en los últimos años. El equipo de Turín debe pensar que un jugador como el portugués es lo que le falta para dar ese salto definitivo en la lucha por la Champions League, que se le resiste después de siete años consecutivos ganando la Serie A. Y con Gianluigi Buffon dejando un hueco de simbolismo y carisma considerable, Cristiano llenaría también ese apartado.

El Correio da Manhã portugués da por hecho que la Juve anunciará en días el fichaje de Cristiano Ronaldo, una escalada de anuncios de la prensa lusa que arrancó hace meses con el descontento del jugador y después la decisión tomada de dejar el Real Madrid. Ahora, el lobo parece venir de verdad. La operación, sin embargo, parece mucho más complicada que el simple pago de un traspaso. Para empezar, la prensa italiana cifra en 400 millones de euros el montante de lo pagado a Real Madrid, al jugador y las comisiones que se llevaría Jorge Mendes y compañía. Para seguir, el Madrid hará todo lo posible para intentar estirar el chicle y hacer difícil el proceso si es que de verdad quiere vender a Cristiano Ronaldo.

A sus 33 años, el delantero portugués es un futbolista ya limitado para ciertas cosas, pero sigue siendo absolutamente legal en el área. Tiene más dificultades para generar su propio gol, pero necesita muy poco para encontrarlo. La Juventus haría sitio a Cristiano Ronaldo vendiendo a Higuaín al Chelsea. Pero contratar al portugués es un movimiento económico y deportivo de los que le faltaban al Calcio en las últimas temporadas. Quizás desde la llegada de Ronaldinho al Milan. La Juve necesita una estructura económica que distorsiona el nivel alto pero parejo de sueldos de su plantilla.

El rumor es consecuente con lo que Cristiano soltó tras ganar una nueva Champions League en Kiev, chafando la fiesta del madridismo. Ahora, la opción del Real Madrid es rechazar esa oferta que parece que llegará en breve y, casi con toda seguridad, rehacer el contrato de Cristiano Ronaldo, celoso de la última renovación de Leo Messi. La NBA comenzó con el fichaje de LeBron James por los Lakers, lo más parecido al Real Madrid en el deporte estadounidense. Casualmente, el mercado posMundial arrancará con un nombre de escala similar. 

No Hay Más Artículos