Esta semana ha comenzado una nueva temporada de la NFL, la Liga más espectacular del mundo. Mientras en América se celebra el conocido como ‘Overreaction Monday’, donde todo son reflexiones extremas tras los primeros partidos de cada equipo, aquí intentaremos repasar cuáles han sido las claves de una jornada en la que varios equipos han demostrado estar todavía algo oxidados.

1.- No hay victorias garantizadas. Una de las cosas que hace grande a la NFL es su igualdad. Ser favorito sirve de poco y cualquiera rival puede ponerte en problema. Buena fe pueden dar los Patriots tras su derrota ante los Chiefs en el partido inaugural, pero también los Atlanta Falcons, el otro participante de la última Super Bowl, que sufrió de lo lindo para imponerse a los Bears, llamados a estar en la parte baja de la Liga.

2.- Marshawn Lynch está de vuelta. Uno de los grandes atractivos para esta temporada era el regreso de Marshawn Lynch, por todos conocido como Beast Mode. Campeón con los Seahawks en 2014, volvió de su retiro para jugar con los Raiders, de su Oakland natal. Había dudas sobre su nivel de forma, pero en su primer partido demostró que sigue dispuesto a atropellar defensas.

3.- Houston y los quaterbacks. Si hay algo seguro en la NFL en las últimas campañas es el problema que tienen los Texans para encontrar un líder fiable para su ataque. Con una de las mejores defensas de la liga, la franquicia volvió a protagonizar otro esperpento en el puesto de quaterback en el partido inaugural. Tom Savage se fue al descanso sin anotar un sólo punto y con dos fumbles. Hasta ahí duró su oportunidad. En la segunda parte entró el novato Watson, que mejoró notablemente la ofensiva y posiblemente se haya hecho con el puesto.

4.- La defensa de los Seahawks. Medirse a la defensa de los Seattle Seahawks es lo más parecido a una visita al dentista, pero con la incorporación de Sheldon Richardson puede que la comparación se quede corta. El sábado cayeron en Lambeau Field, pero su exhibición en la primera parte quedó reflejada en los números de los Packers. Se quedaron a cero en la primera parte después de seis años sin hacerlo y Aaron Rodgers no fue capaz de lanzar ningún pase de touchdown en los dos primeros cuartos por primera vez en su carrera.

5.- Impacto de los rookies. Se esperaba una gran camada de rookies para esta temporada y hay varios que no han tardado en demostrarlo. El primer en saltar al estrellato fue Karim Hunt aniquilando a los Patriots, pero también fue importante el impacto de Fournette con los Jaguars, Cohen con los Bears, Kizer en los Browns o Golladay, el receptor de los Detroit Lions que capturó sus dos primeros pases en la end zone.