La NFL continúa desperezándose en su nueva temporada y la semana 2 comienza a dejar claro que los equipos que parecían malos, son malos. Bills, Jets y Colts han confirmado las malas sensaciones dejadas durante la pretemporada y parecen encaminados a pensar en el próximo año. Un lunes más os dejamos las claves de una jornada que también ha tenido a varios favoritos mostrando su candidatura:

1.- Tampa Bay Buccaneers se estrena a lo grande. El huracán Irma retrasó el debut de una de las franquicias que más expectativas había levantado durante el verano. La suma de DeSean Jackson y el rookie O.J. Howard a un ataque capitaneado por Jameis Winston y que ya tenía a Mike Evans prometía y no ha tardado en justificar el hype. Mostrando además una defensa muy sólida, con el fichaje a última hora del veterano T.J Ward, los de Florida barrieron a los mismos Bears que hace unos días pusieran en serios apuros a los Falcons.

2.- La venganza de Tom Brady. La derrota de los Patriots fue una de las sorpresas de la primera jornada y, como era de esperar, alguien tenía que pagar los platos rotos. Le tocó a los New Orleans Saints, cuya secundaria fue un juguete en manos de Tom Brady. El legendario quaterback terminó con 447 yardas de pase y tres touchdowns en la primera parte para el contundente triunfo ante Drew Brees y compañía (36-20).

3.- Siemian y la defensa de los Broncos. Después de la apretada victoria ante los Chargers, la defensa tenía su primer gran examen ante los Dallas Cowboys. Y no decepcionó. Limitaron a Zeke Elliott a sólo 8 yardas de carrera e interceptaron dos veces a a Prescott, al que nunca dejaron respirar. Si a eso añadimos el gran partido del corredor C.J. Anderson y, sobre todo, del QB Trevor Siemian, que lanzó cuatro pases de touchdown, el resultado es una paliza en toda regla (42-17).

4.- Déjà vu para los Chargers. Segundo partido del año para los Chargers, segunda vez que dejan escapar el partido fallando un Field Goal en el último segundo. Contra los Broncos en el primer encuentro era para llevar el partido a la prórroga, pero ante los Dolphins les abría dado la victoria directamente. El protagonista negativo es el kicker rookie de origen koreano Younghoe Koo, al que por lo visto se le dan mejor las acrobacias que los propios golpeos durante los partidos.

5.- Las malditas lesiones. No por esperadas, teniendo en cuenta la violencia de este deporte, dejan de ser pésimas noticias que las lesiones pongan fin a la temporada de varios jugadores. Esta semana han caído algunas de las estrellas de la liga como Greg Olsen, de los Panthers, o Marshal Yanda, en los Baltimore Ravens.