Como era de esperar, las declaraciones de Donald Trump del pasado viernes atacando a los jugadores de la NFL que se arrodillaban cuando sonaba el himno americano, han levantado una gran polvareda. Las reacciones han sido múltiples y variadas a lo largo del fin de semana y la guinda llegó el domingo, cuando todos los equipos mostraron simbólicas imágenes durante la ceremonia previa a los partidos. El gran protagonista fue Alejandro Villanueva, jugador de ascendencia española, que salió a escuchar el himno en solitario mientras el resto de sus compañeros se quedaban en el vestuario.

La decisión de los Pittsburgh Steelers había sido no salir al campo durante el himno. No tanto en forma de protesta, sino más bien para no exponer a las críticas externas a sus jugadores, ya que no todos estaban de acuerdo en la forma de actuar. De hecho, Mike Tomlin, el entrenador, se sorprendió del comportamiento de Villanueva, al que lanzó un recado asegurando que el respeto al equipo debía superar el derecho a respetar el himno nacional.

En el vestuario ‘steeler‘ tampoco sentó del todo bien la actuación del left tackle, que sin embargo para muchos estadounidenses se ha convertido en un héroe. Su decisión de ir a contracorriente ha hecho que la venta de camisetas con su nombre se haya disparado. En su equipo sólo Antonio Brown, indiscutible estrella de la franquicia y de la liga, vende más que él.

Villanueva, actualmente jugador consolidado en la NFL, se formó en West Point, la academia militar de Estados Unidos, y llegó a servir en Afganistán en varias ocasiones y ser condecorado. Su decisión no tiene que ver con posicionarse a favor de lo dicho por Trump, sino su forma de mostrar respeto hacia los símbolos de su país.

Porque tan descabellado es pensar que Alejandro está de acuerdo con las injusticias sociales por salir a escuchar el himno con la mano en el pecho, como afirmar que todos los jugadores que decidieron hacerlo arrodillados o con el puño en alto lo hacen con el objetivo de menospreciar la bandera y no luchar contra las desigualdades.

No Hay Más Artículos