Con el permiso del siempre superior Aaron Rodgers, Carson Wentz y Cam Newton son ahora mismo los quaterbacks de moda en la NFL. Lo son porque además de estar completando actuaciones brillantes, su dirección de campo está sirviendo para poner victorias en los casilleros de Eagles y Panthers. Ambas franquicias se miden esta noche en el partido que abre la sexta jornada, un duelo que puede decidir la principal alternativa a los Packers en la Conferencia Nacional.

Y el foco estará, como no puede ser de otra forma, en los dos QB. Por razones muy diferentes, ambos encaraban la temporada con mucho que demostrar. Y de momento no están defraudando, especialmente el más joven. Wentz, número 2 del draft del año pasado, tuvo una irrupción fulgurante en sus primeros partidos con los profesionales, pero junto a su equipo poco a poco se fue cayendo y aparecieron dudas sobre si era el jugador sobre el que construir el futuro de la franquicia.

Esas dudas han tardado en desaparecer el tiempo que han tardado los Eagles en ponerle receptores que fueran capaces de atrapar el balón y una línea ofensiva que lo protegiera. La llegada de Alshon Jeffery y Torrey Smith le han dado amenazas profundas, mientras que Ertz y Agholor le permiten tener objetivos seguros en la zona intermedia. Wentz ha respondido y tras cinco partidos suma 10 pases de touchdown y 1.362 yardas, ambos sextos mejores registros de la liga. La franquicia de Philadelphia lidera la NFC Este con un balance de 4-1.

Exactamente ese es el mismo registro de los Carolina Panthers, que también van primeros en la división Sur y al igual que su rival de esta noche gracias al gran inicio de su quaterback, Cam Newton. Había expectación por ver cómo el MVP de la temporada 15-16 se levantaba después del nefasto año post Super Bowl. Su rendimiento bajó considerablemente y se quedaron fuera de la lucha por el anillo. Y para colmo Newton tuvo que operarse del hombro aumentando las incógnitas sobre si podría retomar el nivel que lo hizo casi imparable hace unos años.

Se le vio algo oxidado en los primeros partidos, pero Newton empieza a recordar al que era. En los dos últimos encuentros ha lanzado más de 300 yardas ante Patriots y Lions, firmando además dos triunfos que hacen pensar que los Panthers están de vuelta. El controvertido QB ya ha repartido ocho pases de touchdown y anotado dos de carrera. Y lo que es más importante, su porcentaje de pases completos está entre los mejores de la competición, rozando el 70 por ciento, cuando llevaba tres temporadas sin alcanzar el 60.