La temporada regular de la NFL sigue avanzando y la Semana 8 vuelve a dejar patentes los problemas en ataque que estén teniendo varias franquicias, como los Dolphins o los Buccaneers, con cero y tres puntos, respectivamente. Varios equipos como Saints o Vikings siguen en racha, mientras que otro de los que llegaba lanzado a esta jornada, como los Chargers, cayeron en Foxborough, dónde sino, ante unos Patriots que de momento no notan demasiado la baja de Hightower.

1.- Los Eagles y su mano de hierro. No hay quién tosa a Carson Wentz y los suyos. Si bien es cierto que los 49ers no eran el examen más difícil, la franquicia de Phildelphia completó un partido muy serio y no dio opción a su rival, sumando la sexta victoria consecutiva. Acreditan el mejor balance de la NFL (7-1) y su defensa sigue siendo indescifrable para los ataques rivales.

2.- Hay que creerse a los Bills. Y si hablamos de defensa, no podemos pasar por alto la de los Bills. Mientras siguen desechando piezas clave de los últimos años como si afrontaran una reconstrucción (esta semana traspasaron a Marcell Dareus), los de Buffalo continúan ganando gracias a su trabajo parando al rival y con la gran baza de LeSean McCoy para correr con el balón. Atropellaron a los Raiders y parece que están dispuestos a apretar a los Patriots hasta el final por el título de la división.

3.- Duelo de magos en Seattle. Seahawks y Texans nos dejaron el mejor encuentro de la jornada en un duelo de magos protagonizado por Russell Wilson y Deshaun Watson. El rookie se doctoró ante la ‘Legion of Boom’ y, aunque lo interceptaron hasta en tres ocasiones, movió su ataque de forma espectacular, lanzó tres pases de touchdown y superó las 400 yardas. ¿Su único problema? que la defensa no pudo detener a otro maestro en el arte del escapismo. Wilson colocó otras cuatro asistencias en la end zone, la última a falta de 20 segundos, y dejó la victoria en casa. Ambos quarterbacks fueron también los mejores corredores de sus equipos.

4.- La NFC Sur está que arde. Cada uno a su ritmo y a su manera, pero Saints, Panthers y Falcons prometen una dura lucha por conseguir imponerse en la división sur de la Conferencia Nacional. Los primeros han aprendido a ganar sin que Brees tenga que hacer milagros todos los domingos, en parte gracias a las actuaciones del rookie Lattimore al otro lado del balón. Mientras, las otras dos franquicias logran ir sacando partidos adelante mientras engrasan sus ataques, donde Cam Newton y Matt Ryan dejan destellos, pero no continuidad.

5.- Mal día para los malos. Los dos peores equipos de la NFL tuvieron un día para olvidar. Porque a estas alturas, una derrota para Browns y 49ers, únicos que todavía no han ganado, no es nada nuevo, pero esta vez no han llegado solas. Los de Cleveland hicieron el ridículo a nivel internacional en su viaje a Londres, mientras que los californianos se llevan, además de la derrota, dos lesiones de gravedad en su línea ofensiva y en la secundaria.

No Hay Más Artículos