A lo largo de la historia de la NFL se han dado casos de unidades tan dominantes que se ganaron apodos para la eternidad. La ‘Steel Curtain’ en los Steelers, los ‘Monsters of the Midway’ de los Bears y, más recientemente la ‘Legion of Boom’. Este grupo, formado por la genial secundaria de los Seattle Seahawks, ha liderado la defensa más temible de la liga durante el último lustro, pero las lesiones pueden anticipar el ocaso de estos antiaéreos de élite.

Who’s got that swag?! #LOB

A post shared by Seattle Seahawks (@seahawks) on

Los Seahawks cierra hoy la Semana 11 de la NFL midiéndose a los Atlanta Falcons y lo harán sin Sherman, que se rompió el tendón de Aquiles la jornada pasada, ni Kam Chancellor, baja por una lesión en el cuello que se teme que lo deje fuera ya para lo que resta de temporada. Cornerback y safety han sido dos de las tres piezas insustituibles de la ‘LOB’ en los últimos años junto a un Earl Thomas que regresa tras lesión, pero que también se ha perdido ya algunos encuentros.

Estas dos ausencias complican el presente del equipo, con el decisivo duelo de esta noche, tanto para sus aspiraciones en la división como para una hipotética plaza de wild card, pero también ponen una sombra de duda sobre el futuro. Con un ataque empobrecido por los problemas de la línea ofensiva, los Seahawks pueden tener que afrontar otro problema para la planificación del próximo curso: ¿Tiene cuerda la ‘Legion of Boom’ para jugar un año más?

Sherman y Chancellor empezarán la campaña 2018-19 con 30 años y Thomas con 29. Los tres han sufrido lesiones graves y en el caso del primero estuvo muy presente en rumores de traspaso durante el último verano. El dominante grupo que se fraguó entre los draft de 2010, con los dos safeties, y 2011 con la aparición del cornerback, y que tuvo su punto culminante en la Super Bowl de 2014, puede haber jugado su último partido, al menos en Seattle.