La temporada regular de la NFL encara su recta final y entre la acumulación de partidos, y la dureza de diciembre, varios de los equipos punteros comienzan a dar señales de no ir sobrados de gasolina. En la pasada jornada cayeron los Eagles y en esta Semana 14 ha sido el turno para que Vikings, Saints, otros tres líderes de la Conferencia Nacional, hincaran la rodilla.

Todo se aprieta por arriba, mientras en la cola varios equipos perdedores aprovechan para reivindicarse. Buenas victorias de Bears y 49ers, especialmente ilusionante la de estos últimos, cuyo balance es de 2-0 desde que Garoppolo asumió la titularidad en el puesto de quarterback. En este grupo no entran los Browns, que siguen sin ganar y esta vez encontraron una nueva forma de dispararse en el pie tras desaprovechar 14 puntos de ventaja en la segunda parte para caer en la prórroga.

1.- Cam Newton frena a los Vikings. Los Panthers consiguieron una importantísima victoria ante unos Vikings que llegaban intratables a esta jornada. La defensa de Carolina contuvo durante muchos minutos a Thielen, Diggs y compañía y en el instante decisivo apareció Cam Newton para recorrerse el campo y poner a su equipo en disposición para anotar el touchdown de la victoria. Se colocan en el primer puesto de la AFC Sur empatados con los Saints.

2.- Tengo buenas y malas noticias, Philadelphia. Los Eagles sumaron lo que seguramente será su victoria más dolorosa. Porque se repusieron a la derrota de la semana pasada en plan campeón. Lograron remontar un mal inicio y a un punt bloqueado y retornado para touchdown, logrando un gran triunfo ante otro equipazo como los Rams, asegurándose el título de la NFC Este. Todo sería perfecto si no fuera porque pueden haber perdido a Carson Wentz para lo que resta de temporada. El magnífico quarterback, que en este partido lanzó su 33º TD de la temporada, mejor registro en la historia de la franquicia, tuvo que retirarse con una lesión de rodilla y los Eagles temen que se haya roto el ligamento cruzado.

3.- Por debajo del radar. Chargers, por su inicio mal, y Jaguars, por su irregularidad, son dos equipos que están pasando inadvertidos para la mayoría, pero posiblemente ambos estén llegando en un estado de forma óptimo al momento decisivo. Los primeros pasaron por encima de los Redskins y los de Jacksonville aplastaron a unos Seahawks que llegaban con la moral por las nubes. La secundaria liderada por Jalen Ramsey fue una pesadilla para Russell Wilson, que sucumbió ante la mejor defensa de la NFL.

4.- Dos clavos ardiendo. Dallas Cowboys y Green Bay Packers siguen resistiéndose a dar por tirada la temporada. Tienen prácticamente inalcanzable el liderato de sus divisiones, pero en las últimas semanas han sumado victorias importantes y todavía sueñan con la wild card. Lo siguen teniendo complicado y apenas cuentan con margen de error, pero los clavos ardiendo a los que se agarran quemarán menos a partir de la próxima semana, cuando regresarán Zeke Elliott para los texanos y Aaron Rodgers en los queseros.

5.- Infierno blanco. La imagen, o mejor dicho, imágenes de la jornada se vivieron en Buffalo. Bajo una incesante nevada, Bills y Colts disputaron un encuentro en el que apenas se podían mantener en pie. Con la nieve por encima de los tobillos, sin que el carrito de los médicos pudiese entrar al campo, los locales se llevaron el triunfo a la carrera gracias a un gran LeSean McCoy y siguen manteniendo las esperanzas de playoff.