La NFL llegará a la última jornada de la temporada regular con todo prácticamente decidido. Los buenos equipos han ido haciendo los deberes durante el curso y después de la Semana 16 sólo quedan vacantes tres plazas de playoff, dos en la Conferencia Americana y una en la Nacional, para seis aspirantes. Mientras tanto, el foco de las franquicias que ya miran a la próxima temporada lo sigue acaparando Jimmy Garoppolo y sus 49ers después de tumbar a un buen equipo como los Jaguars y sumar su cuarta victoria seguida.

1.- Patriots vs Steelers, otra vez. Nada nuevo en la AFC, con los dos favoritos llegando a la última jornada con las dos primeras plazas garantizadas, y con la única misión de saber cuál se lleva el mejor puesto y la ventaja de campo para la pelea por el anillo. Los Patriots lo tienen en su mano tras vencer a los Bills, a pesar de que los Steelers también cumplieron el trámite ante los Texans. Si New England gana a los Jets el próximo domingo se llevará la conferencia.

2.- Sobre cuervos y buitres. Los Baltimore Ravens son ahora mismo el equipo que mejor lo tiene para conseguir una de las plazas de wild card que quedan en la AFC. Se meten en playoff con una victoria y puede hacerlo incluso perdiendo si dos de los tres equipos entre Titans, Bills y Chargers pierden. Los primeros son los otros que dependen de sí mismos y avanzan a la post temporada con un triunfo, pero no lo tendrán fácil en un duelo con los Jaguars, campeón de su división. Los de Buffalo y Los Ángeles tendrán que vencer a Dolphins y Raiders, respectivamente, y esperar a que a alguno de los otros les puedan los nervios.

3-. Guerra civil en la AFC Sur. Sólo hay una cosa que puede impedir que la AFC Sur meta a tres de sus cuatro equipos en playoff: que se maten entre ellos. Ya ha ido pasando en las últimas semanas, con triunfos de unos y de otros en los enfrentamientos directos de  Saints, Panthers y Falcons. Estos han sido los más perjudicados y tendrán que vencer a Carolina en la última jornada para no depender de otros resultados. Mientras tanto, Cam Newton y los suyos tratarán de sumar un último triunfo para presionar a los de Nueva Orleans, que se aseguran el título de la división si vencen a Tampa Bay. Las opciones, y la fortuna, parecen estar del lado de la franquicia liderada por Drew Brees.

4.- Inmortales Seahawks. Parece increíble, pero después de varias lesiones graves en su secundaria, un ataque que funciona sólo cuando Russell Wilson está inspirado y la paliza recibida la semana pasada ante los Rams en su propio estadio, los Seattle Seahawks llegarán a la última jornada con opciones de meterse en playoff. Vencieron a los Cowboys y tendrán que hacer lo propio con los Cardinals mientras esperan un pinchazo de los Falcons. Su empeño ante tanta adversidad es admirable. Su cara es la cruz de los de Dallas, a los que ni el regreso de Zeke Elliott pudo salvar de una decepcionante temporada.

5.- Última bala para los Browns. No por esperado deja de sorprender que los Cleveland Browns estén al borde tener el dudoso honor de igualar a los Detroit Lions de 2008 terminando la temporada con 0-16. Esta semana gastaron su cartucho más asequible siendo vapuleados por los Chicago Bears y se jugarán el prestigio en la jornada decisiva ante unos Steelers que necesitan vencer si quieren optar al seed 1. Buena pinta, no tiene.