Éste es Nordine Taleb. Parece un chico majo.

La UFC, el campeonato que ha acabado de elevar el MMA a categoría de deporte mainstream, es un deporte muy seguido en Brasil, donde los canales televisivos le dan tratamiento de estrella. Nordine Taleb, luchador canadiense y origen argelino, es un peso welter que acumula 16 victorias y 4 derrotas. Una de sus victorias más recordadas fue sobre el brasileño Erick Silva. El bueno de Silva tuvo a bien chulear a Taleb al ofrecerle un saludo y, cuando éste le correspondió, soltarle en cambio un guantazo. Silva fue noqueado poco después. Taleb fue magnánimo con el rival y lo saludó después.

Quizás fue ahí cuando Neymar se quedó con el perfil árabe y la nariz partida de Nordine Taleb. El luchador de la UFC publicó en su Instagram (donde hay perturbadoras referencias al Vegeta de Dragon Ball) imágenes acompañando al brasileño en la farra en Saint Tropez con la que Neymar celebró junto a sus famosos y cansinos colegas el fichaje por el PSG. La prensa brasileña aseguró que Taleb ejerció como guardaespaldas del 10 de la selección brasileña.

Si Neymar decide hacerse acompañar de su montaña particular al estilo de una estrella del hip hop, quedarán pocas ganas de meterse con él, o arriesgarse a cambio a un KO. Como Erick Silva.