Kevin De Bruyne es uno de los jugadores del momento en Europa. Su gran estado de forma en este inicio de temporada le hace destacar en la máquina ofensiva en la que se ha convertido el Manchester City y, a sus 26 años continúa evolucionando como futbolista. Cada vez desde posiciones más retrasadas, su entendimiento del juego ha aumentado. Pero lo que para Pep Guardiola es una bendición, a la que él ha contribuido, puede convertirse en un dolor de cabeza para el seleccionador de Bélgica, el español Roberto Martínez.

Porque los conocimientos tácticos de De Bruyne parecen haber llegado a ese punto en el que el propio jugador se atreve a criticar el trabajo de su entrenador cuando considera que no está bien hecho. Así lo hizo después del empate con México en un amistoso de preparación para el Mundial 2018: «México tácticamente fue superior. Su sistema hizo que tuviéramos que bajar cinco, hundiendo nuestro medio campo. Eran siete contra cinco… Seguimos confiando mucho en nuestro talento, pero mientras no tengamos un buen sistema táctico seguiremos teniendo problemas con selecciones como México».

Las quejas de los jugadores cuando un partido no sale bien suelen ser habituales, pero escuchar a una estrella señalar tan claramente los problemas del equipo es un mensaje de alerta para el técnico: «Creo que el entrenador tiene que encontrar una solución. Es él el que tiene que tomar una decisión para evitar estas situaciones, pero algo tiene que cambiar».

Acostumbrado al día a día con Guardiola, parece que De Bruyne echa de menos al catalán cada vez que se marcha con su país, a pesar de que Bélgica completó una fase de clasificación impecable y estará en su segundo Mundial consecutivo tras perderse las citas de Alemania y Sudáfrica.

Pero de momento eso no es suficiente para Roberto Martínez, al que ni poner a De Bruyne como potencial compañero de mesa de Cristiano y Messi le ha servido para ganarse la simpatía de atacante: «Puede convertirse en un número uno y llegar a situarse como uno de los mejores del mundo con Cristiano Ronaldo y Messi. Es difícil encontrar un centrocampista mejor en Europa ahora mismo. Hay futbolistas que ejecutan bien lo que hacen y otros que son buenos a la hora de pensar. De Bruyne tiene las dos cosas«.

No Hay Más Artículos