David Villa sigue dejando claro que no se le ha olvidado cómo es eso de marcar goles. Desde su supuesto retiro dorado en la Major League Soccer estadounidense, el Guaje continúa disfrutando del fútbol y haciendo lo que mejor sabe hacer: romper redes. En el reciente derbi neoyorquino entre sus City y los Red Bulls, anotó un hat trick que dio el triunfo a su equipo. Y aprovechando la falta de noticias en España, un amplio eco resonando en los medios y entre los aficionados de su país.

Villa ha alcanzado ya los 58 goles en apenas 85 partidos en Estados Unidos. De las grandes estrellas europeas que hicieron las Américas en el renacer (y parece que consolidación definitiva) del fútbol en Estados Unidos, es con diferencia el jugador de rendimiento mayor y más sostenido en el tiempo (atrás quedan los flashes de Beckham, los intentos de Gerard y Lampard de luchar contra el tiempo, el paseo de Pirlo por las avenidas de Nueva York, los golazos de Drogba y Henry…). Y con cada gol del Guaje llega la nostalgia inevitable de cualquier tiempo pasado que fue mejor.

Ahora que Neymar salió del Barça, muchos siguen reivindicando el rol de Villa en el tridente del equipo azulgrana. Y apartado de la selección de manera extraña (él nunca dijo que quisiera irse, Del Bosque así lo entendió en Brasil 2014), mientras el delantero titular de España sigue sin asentarse (Diego Costa siempre bajo sospecha, Morata inconsistente), cada highlight de David Villa al otro lado del Atlántico levanta un leve rumor de vuelta del 7 a la selección.

¿Cuánto valen en realidad los goles de Villa en la MLS? El sentido común dice que no valen lo mismo que la alta competición europea. A pesar de que el ritmo de juego en Estados Unidos es altísimo, la calidad sigue estando por debajo de los estándares de los mejores. Villa fue elegido el MVP de la pasada temporada, pero su New York City apenas ha jugado dos partidos de play offs desde que el asturiano es su estandarte. El considerado realidad mejor jugador de la competición, el italiano Sebastián Giovinco, llegó hace 3 años a Toronto para salir de la Juventus y asombrar al nuevo continente. En su carrera, a sus 30 años Giovinco ha disputado 23 partidos con la selección italiana, sólo 7 como titular.

A pesar de su indiscutible calidad, Giovinco nunca fue súper élite en Europa. Sumado a todo esto, ningún jugador de la MLS ha sido traspasado o ha regresado a un equipo europeo o sudamericano relevante para competir en un nivel máximo. Quizás estas realidades ayuden a calibrar las dudas que pueda haber sobre si Villa podría replicar en la selección su buen rendimiento goleador en América.

No Hay Más Artículos