El Sevilla protagonizó el partido de la jornada de la Champions League. Tras irse al descanso 0-3 abajo ante el Liverpool, el equipo andaluz logró empatar en el minuto 93 con una épica reacción. Después de anotar el gol de la igualada, Pizarro y el resto de sus compañeros se fueron a la banda y se fundieron en un abrazo con su entrenador, Eduardo Berizzo. Poco después, se supo que la muestra de efusividad no se debió sólo a la emoción del resultado: el Toto les había confesado en el descanso que padecía un cáncer de próstata.

La noticia saltó a las radios españolas la misma noche del partido, y el Sevilla lo confirmó en un comunicado a la mañana siguiente. “Los servicios médicos del Sevilla FC informan de que el entrenador del primer equipo, Eduardo Berizzo, ha sido diagnosticado de un adenocarcinoma de próstata. Los exámenes futuros permitirán decidir cuál son los pasos a seguir en cuanto a su tratamiento”, reza el texto oficial. Los pasos a seguir pueden apartar al Toto de la actividad diaria del equipo andaluz, pero por ahora Berizzo dirigió el entrenamiento horas después de la gesta de su equipo, que está a un paso de certificar el primer puesto en el grupo de la Champions.

El argentino, de 47 años, enfrentará el cáncer con la misma valentía que encara el fútbol, una visión del deporte que ha conquistado a la afición en el Celta de Vigo y, a pesar de ciertos tropezones con la exigencia desmedida, empieza a hacerlo en Sevilla. Exfutbolista de pie fuerte y liderazgo desde el centro de la defensa, Berizzo hace del fútbol sin cadena su bandera. En el Celta que estuvo a un paso de la final de la Europa League y brilló en la Liga española, se convirtió en el líder espiritual y casi del equipo en competición con la gran estrella en el campo, Iago Aspas. A pesar de tener enfrentamientos con jugadores importantes como Gustavo Cabral y Fabián Orellana (que acabó saliendo del Celta por petición del entrenador), la plantilla celeste idolatraba al Toto, casi tanto como la afición.

El fútbol de Berizzo, directo, atrevido y en ocasiones temerario, se ha convertido en una de las grandes atracciones de la Liga española fuera de los equipos más mediáticos. Ahora, el argentino afronta un reto extradeportivo para el que cuenta con el gran apoyo moral de todo el mundo del fútbol español, desde su exequipo al gran rival de la ciudad de Sevilla, el Betis. El cáncer de próstata es el más frecuente entre los hombres en España, con 33.370 casos diagnosticados en 2015, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica. El caso de Berizzo trasciende en noviembre, el mes de tradicional visibilidad del cáncer de próstata y conocido por el movimiento Movember.

No Hay Más Artículos