La última derrota liguera acaecida en el campo de la Real Sociedad (3-1) ha terminado por suponer la sentencia para Eduardo Berizzo. En este sentido, los medios de comunicación españoles coinciden de forma abrumadora: la directiva del club hispalense ha decidido la destitución del técnico argentino y solo queda por conocer el nombre de su sustituto en el banquillo. El despido de Berizzo se hizo oficial a última hora de la tarde del viernes.

Han sido, desde luego, unos últimos días rocambolescos en casa sevillista. Después de la humillación en el Santiago Bernabéu, Berizzo regresaba al banquillo tras su justificada ausencia para tratarse el cáncer de próstata que le sobrevino. Lo hacía midiéndose al Levante en el Pizjuán, pero cualquier alegría previa al encuentro se disipaba con el resultado final, un triste empate a nada.

El argentino ya había estado en la cuerda floja bastantes semanas atrás, con el sevillismo elevando los niveles de exigencia a pasos agigantados. Pero la actuación del equipo en San Sebastián colmó la paciencia de la afición de Nervión. Lo que hasta hace nada era cariño y afecto debido a la enfermedad de su entrenador se había transformado en hartazgo. Y los dirigentes parecen estar de acuerdo.

Así pues, la etapa de Berizzo en Sevilla toca a su fin con enorme brevedad. Tras la tumultuosa salida de Jorge Sampaoli, su compatriota llegaba con el aval de su gran trabajo en el Celta, pero ciertos resultados le han enterrado. En cualquier caso, no todo el mundo coincidirá con esta decisión. No en vano, el cuadro hispalense marcha quinto en la clasificación de la Liga y se encuentra clasificado para los octavos de la Champions League, donde se medirá al Manchester United.

Según apuntan los principales diarios deportivos españoles, el nuevo entrenador del Sevilla tenía que salir del duelo entre Javi Gracia y Luis Enrique. El primero, con crédito tras su brillante etapa en Málaga, había sonado con fuerza tras la salida de Unai Emery en 2016, y el segundo sigue sin equipo tras su salida del Barcelona, aunque algunas quinielas lo sitúan en la órbita del PSG. Joaquín Caparrós, hombre de la casa, sería la alternativa en caso de fallar las otras opciones.

No Hay Más Artículos