Después de sorprender a más de media España y buena parte de Europa con el despido de Eduardo Berizzo, el Sevilla acelera para nombrar a su nuevo entrenador en las próximas fechas, antes de que acabe el 2017. Según fuentes muy próximas al club hispalense, el gran favorito para tomar las riendas de la plantilla sigue siendo Javi Gracia, pero en las últimas horas se añade con fuerza la opción alemana de Thomas Tuchel.

El joven técnico alemán lleva sin entrenar desde que abandonara el Borussia Dortmund en verano, club al que, por cierto, no le ha ido demasiado bien sin él. Sin embargo, Tuchel sigue contando con alta estima dentro de importantes clubes europeos. En su momento, sonó para sustituir al saliente Carlo Ancelotti en el Bayern de Múnich, así como también a Antonio Conte, en caso de que el italiano fuera fulminado por el Chelsea. Otra entidad que tiene su nombre apuntado es el Arsenal, aunque parece que ahora los Gunners van por otro camino.

Tuchel salió de malas formas del Dortmund, pero es un entrenador que encajaría bastante con la filosofía habitual del Sevilla (o, al menos, con lo que quieren transmitir). Sus equipos suelen ser muy ofensivos, con apuestas claras por el juego combinativo y la velocidad. En el Signal Iduna Park lo consiguió durante un tiempo, haciendo lucir a jóvenes talentos que reportaron pingües beneficios al club en forma de traspasos (algo que cuadra con la historia reciente también del Sevilla), hasta que los errores defensivos del colectivo empezaron a pesar demasiado y los resultados empeoraron.

El principal obstáculo para la llegada de Tuschel al club español sería, según las mismas fuentes antes señaladas, su elevado salario, bastante superior en comparación con el de Javi Gracia. Si el Sevilla consigue superar esa parte, podría tener entre manos a uno de esos entrenadores destinados a cosas importantes en los próximos años. Solo queda esperar y ver quién es el elegido para reemplazar a Eduardo Berizzo en la nave andaluza.