Los cuartos de final de la Copa del Rey comenzaron con dos de las alternativas a Barcelona y Real Madrid sufriendo más de lo esperado. De hecho, el Atlético de Madrid cayó derrotado por el Sevilla (1-2) y tendrá que darle la vuelta a la eliminatoria en el Sánchez Pizjuán, después de que el conjunto andaluz se convirtiera en el primer equipo español que logra ganar en el Wanda Metropolitano.

El Cholo Simeone salió con todo para tomar ventaja ya en la ida, pero seguramente no esperase un rival tan duro en el nuevo equipo del italiano Vincenzo Montella (ya cuestionado hasta esta victoria). Deambulando sin rumbo por la liga, los hispalenses mostraron una cara muy diferente en el torneo del KO y pusieron en muchas dificultades a los rojiblancos.

Y eso que se adelantó el Atlético, como no, de la mano de Diego Costa. El de Lagarto sumó su tercer gol en los cuatro encuentros que ha disputado desde su debut en este mes de enero, para seguir demostrando que tanto él como el equipo se necesitan mutuamente. Un golpe de fortuna igualó la contienda después de que un centro se envenenase tras tocar en Lucas y Moyá lo metiera en su portería al intentar despejarlo. La decepción llegó poco después, en una jugada que poco le gustará al Cholo, en la que dos cabezazos tras un balón directo dejaron sólo al Correa del Sevilla, que no perdonó el 1-2.

Mejor terminó la historia para el Valencia, tercero en La Liga. Su cruce, ante el Alavés, es más asequible, aunque el inicio no fue muy bueno. Marcelino tampoco se guardó titulares, pero en los primeros minutos vio como el conjunto vitoriano se adelantaba gracias a un gol de Sobrino, prolongando el sueño del subcampeón de la pasada temporada.

No lograban carburar los che, hasta que apareció el salvador habitual del presente curso: Gonçalo Guedes. Ayudado por el portero rival, como ya le ocurrió el pasado sábado contra el Deportivo en Riazor, el portugués empató el choque con un centro que se coló en la portería. La confianza del tanto y una expulsión en el Alavés terminó por cambiar la inercia y Rodrigo hizo el 2-1 para poder ir en ventaja a Mendizorroza.

No Hay Más Artículos