El fútbol español todavía sigue consternado por la muerte de Enrique Castro Quini, que el pasado martes fallecía tras sufrir un infarto en plena calle. El pésame y las muestras de cariño de todo el fútbol español no han parado de producirse en las horas posteriores, reflejando la importancia y la calidad humana de una persona que ponía a todos de acuerdo, una de sus muchas virtudes en un deporte tan polarizante como el fútbol.

Esa capacidad para unir lo sigue acompañando incluso después de su fallecimiento, ya que apenas unas horas, el Ayuntamiento de Gijón ha aprobado renombrar el estadio del Sporting, que pasará a llamarse El Molinón – Enrique Castro Quini. Esta propuesta ha salido adelante por unanimidad y con el apoyo inmediato de todos los grupos. Quini ya era hijo adoptivo de la ciudad, por más que hubiera nacido en la rival Oviedo.

Llevaba Quini muchos años siendo una especie de vigilante del Sporting, ejerciendo de delegado y siendo la imagen del equipo de su vida. Con esta iniciativa se asegura que El Brujo seguirá presente en cada encuentro del equipo rojiblanco cuando juegue como local. El Sporting retomó los entrenamientos la mañana siguiente del fallecimiento de Quini, que seguía al día la actualidad del equipo como relaciones públicas. El silencio de los jugadores al iniciar el trabajo en la ciudad deportiva de Mareo hablaba por sí solo. El minuto de recuerdo por el exfutbolista en las instalaciones del Sporting fue tremendamente emocionante. 

Mientras, las muestras de luto siguen sucediéndose entre la familia del fútbol. Jugadores como Casillas, Puyol o Luis Enrique, o la gran mayoría de clubes han mostrado su pésame a través de las redes sociales. También la La Liga ha preparado su propio homenaje, ya que en todos los campos de Primera y Segunda División se guardará un minuto de silencio en los próximos encuentros.

El adiós definitivo, como no podía ser de otra forma, se hará también desde el estadio, su segunda casa. Desde este martes  a las 12:00 horas está instalada una capilla ardiente y a última hora de la tarde se oficiará una misa desde la tribuna principal del estadio. Un oficio que se prevé masivo. El propio ayuntamiento ha ha declarado ya tres días de luto oficial en Gijón, con las banderas de la Playa Mayor y La Escalerona ondeando a media asta.

No Hay Más Artículos