La Liga española, esa conocida despectivamente como escocesa en los últimos años por su desigualdad y turnismo entre Barça y Madrid en lo más alto, ha cambiado la dirección de sus desigualdades. Porque justo cuando la lucha por el título se pone más interesante tras el empate culé ante Las Palmas, la clasificación se rompe por abajo, señalando claramente a los cuatro equipos que lucharán por la última plaza de permanencia.

Aunque faltan 12 jornadas todavía, todo lo que no sea que los descendidos no salgan de entre Levante, Las Palmas, Deportivo de La Coruña o Málaga, sería una sorpresa de nivel histórico. Cuatro presos para tres condenas y una lucha por evitar la caída a Segunda división que se presenta dramática en los últimos meses de competición.

Este es el panorama que ha dejado la última jornada de La Liga, en la que el Alavés asestó el golpe de gracia al Levante. El conjunto vitoriano, que desde que llegó Abelardo lleva ritmo de Champions, logró vencer sobre la bocina para acabar de hundir al conjunto valenciano, que lleva más de una vuelta sin ganar.

Pero como esa pelea por evitar el descenso se trata de una carrera de cojos, los granotas son ahora mismo los que se llevarían el premio de la salvación al menos malo. Suman 20 puntos, lo mismo que Las Palmas, el equipo que por sensaciones es el favorito. Paco Jémez ha revitalizado a los canarios y su empate ante el Barça puede cargarlos de moral a pesar de perder a Jonathan Viera, que partió como tantos otros hacia el fútbol chino.

Peor pinta tienen el Deportivo de La Coruña y, sobre todo, el Málaga. El conjunto gallego parecía arrancar con Seedorf, pero el castillo de naipes se vino abajo ante el Getafe y lo único que le sigue dando esperanza es que sus rivales (sobre todo el Levante) no son capaces de distanciarse. Desde la llegada del holandés al banquillo, el equipo gallego no es que no venza, es que ni siquiera hace gol. Por su parte, el Málaga es es que más tiene que remar en lo que se refiere a distancia, con sólo 13 puntos hasta la fecha.

Esos son los candidatos, no hay más, porque a pesar de que el resto de equipos no están haciendo una temporada espectacular, es suficiente para disfrutar de una cómoda ventaja. Leganés y Real Sociedad son los más cercanos y suman ya 30 puntos. Son diez más a falta de 36 por disputar. O, lo que es lo mismo, cualquiera de los cuatro sospechosos tendrían que ganar cuatro partidos más que madrileños y donostiarras en este último tramo de 12 encuentros. La suerte está echada.

No Hay Más Artículos