La Liga española descuenta las jornadas hasta poder proclamar campeón al Barcelona, una certeza consolidada el pasado domingo tras el desmoronamiento del Atlético de Madrid en Villarreal que condujo al propio Diego Simeone a hacer acto de contrición por esa racanería que le pierde de vez en cuando. La cosa puede ser peor. Además de ver escapar el título en dirección a la Ciudad Condal, el Atleti podría ver cómo tras él se marcha su estrella, el delantero francés Antoine Griezmann. Hace tiempo que la prensa deportiva lo señala como un objetivo culé para la próxima campaña. Si los rumores se revelan ciertos, al cuadro colchonero le quedaría un pequeño consuelo: habría obtenido la mayor plusvalía posible en el mercado de traspasos del fútbol europeo.

El CIES Football Observatory, un centro internacional de investigación sobre el deporte radicado en Suiza, acaba de publicar un listado de los 50 futbolistas de las grandes ligas europeas que presentan un mayor saldo positivo entre su actual valor de mercado y lo que sus clubes pagaron por su contratación. Realiza el cálculo en base a un algoritmo de elaboración propia y no tiene en cuenta las cláusulas de rescisión. En cualquier caso, no hay forma de que aparezcan en la lista nombres estelares como los de Cristiano Ronaldo, Neymar Jr. o Paul Pogba, por los que Real Madrid, PSG y Manchester United desembolsaron cifras astronómicas que impiden una gran revalorización.

Al frente de la clasificación figura el ahora lesionado Harry Kane, ariete del Tottenham. El CIES lo tasa en 198 millones de euros, uno más que Lionel Messi. Lo justifica por la diferencia de edad (Kane tiene 24 años y Messi 30), que reduciría progresivamente el beneficio que podría obtener el Barça si vende al argentino. En ambos casos se trata de jugadores salidos de la cantera de sus actuales clubes, por eso su revalorización es la mayor: mínimo gasto, máximo retorno. Tras ellos se situaría otro atacante de los Spurs, el joven de 21 años Dele Alli, en el que el club londinense habría invertido 7 millones de euros cuando apenas abandonaba su etapa formativa y que hoy podría vender por 171. 

Pero es el caso de Antoine Griezmann el más significativo. A diferencia de sus predecesores en la lista, el galo era ya un jugador cotizado, una de las figuras de La Liga cuando el Atlético de Madrid ofreció 30 millones de euros a la ahora desnortada Real Sociedad para hacerse con sus servicios en 2014. Hoy, los madrileños podrían pedirle hasta 158 millones al Barça, logrando una plusvalía de 128 millones de euros a añadir a los magníficos resultados deportivos que ha dado el rubio delantero a Simeone. Tras su decepcionante inicio de campaña, Grizzi se ha reconducido en las últimas semanas, ayudado también por el añadido de Diego Costa a su vera en la punta del ataque. 

La lista del CIES avala el buen ojo de la Juventus de Turín al pagar 40 millones por Dybala, que hoy se transformarían en 155, o especialmente el del Liverpool. Sacar a Mohammed Salah de la ciudad eterna para llevarlo a Inglaterra costó 50 millones de euros en el inflacionista mercado del pasado verano. Hoy, tan solo una temporada más tarde, los reds podrían obtener una plusvalía de 113 millones si deciden escuchar alguna de las ofertas que sin duda recibirán al concluir la Premier League. De igual modo, los desembolsos del Manchester City por jugadores como Leroy Sané (52 millones) o Kevin De Bruyne (80) ahora parecen inteligentes: los futbolistas han duplicado su precio tras pasar por la pizarra de Pep Guardiola

Si finalmente Griezmann abandona el Atleti al concluir esta temporada, en el Wanda Metropolitano podrán distribuir entre su afición el trabajo del centro de investigación suizo para atenuar los lamentos. Y al mismo tiempo, mirar con detalle ese documento de jugadores revalorizados (donde constan otros de sus titulares, como Saúl, Koke u Oblak) para encontrar un buen relevo. 

No Hay Más Artículos