Lo raro es que no se hubiesen encontrado antes, pero los paseos que Quique Setién y Sergio Canales, santanderinos ambos, no dieron juntos por la playa de El Sardinero, los podrán dar ahora por la orilla del Guadalquivir. Si las negociaciones que están manteniendo llegan a buen puerto, el rubio centrocampista fichará por el Real Betis Balompié. La perla cántabra que el Real Madrid contrató a temprana edad y que, cuando las lesiones le dejaron, se hizo futbolista de Primera División en el Valencia primero, y en la ahora desnortada Real Sociedad después, se pondrá a las órdenes de otro estilista como él, otro medio de gran personalidad que también maravilla desde el banquillo. 

A diferencia de la mayoría de noticias sobre el mercado de fichajes, lo de Canales no es un rumor. Hay una voluntad firme del Betis por contratarlo, del mismo modo que los sevillanos ya se han asegurado el concurso para la próxima temporada del portero del Espanyol Pau López y del extremo del Éibar Takeshi Inui. Exceptuando la contratación a medio plazo de Arthur por parte del Barcelona, nadie se está moviendo con tanta premura en el fútbol español como los verdiblancos. 

Los del Benito Villamarín han actuado rápido y bien, acercándose a jugadores que terminan contrato el 30 de junio y con los que podían negociar desde el 1 de enero. Lo hacen porque, por primera vez en tiempo, el inestable club de Heliópolis tiene una dirección en la que confía. Esa es la de Quique Setién, cuya innegociable propuesta ofensiva ha ido calando en una afición impaciente por equiparase a su rival local, el Sevilla, y también en el exentrenador y ahora vicepresidente deportivo de la entidad, Lorenzo Serra Ferrer

El Betis ha llegado al parón primaveral de La Liga en octava posición de la tabla y en disposición de luchar por una plaza europea en las nueve jornadas que restan del campeonato. Pese a alguna que otra debacle defensiva, que aún mantiene la sospecha de parte de la grada sobre Setién, al cabo han pesado más las grandes victorias como la obtenida en el Santiago Bernabéu ante el Madrid y, sobre todo, el 3-5 en el derbi sevillano. Además, el fútbol propuesto por el entrenador ha destapado las mejores versiones de futbolistas como Joaquín y Guardado, al tiempo que ha permitido la explosión de jóvenes valores como Loren, Fabián o Júnior Firpo.

Pau e Inui son dos futbolistas contrastados en Primera a los que no habrían de faltar ofertas este verano. Pero, como venían haciendo en la otra orilla de la ciudad, el Betis ha aprendido a planificar para crecer. Los ha convencido en el momento en el que otros clubes aún estaban decidiendo si llamar a sus representantes. Del mismo modo en el que intentarán hacerse con Canales mientras su actual club aún está pendiente de buscar una nueva dirección deportiva para presentarle una oferta de renovación. Y en la agenda de Serra Ferrer ya hay otros nombres anotados como los de Álex Moreno, del Rayo Vallecano, e Iván Marcano, del Oporto

Para el Betis, esta está siendo una buena temporada. Pero ya piensan que la próxima tiene que ser mucho mejor.