El Athletic de Bilbao se enfrentó a una temporada anodina. Lejos de sus objetivos europeos, con un rendimiento flojeras en la Europa League, con un juego soso, con jugadores importantes en cierta retirada… No hay nada de anodino en el fútbol que le gusta a Eduardo Berizzo, un entrenador al que le apasiona un juego honesto, directo, sin ambages. Y por eso apuesta el Athletic en la próxima campaña, por recuperar alma en el equipo vasco después de un período gris en la primera experiencia pos-Valverde. El único problema forma parte de su biografía futbolística: compartir ADN y ahora vestuario con Marcelo Bielsa.

La tercera experiencia de Eduardo Berizzo en el fútbol español como técnico es, quizás, la más especial de todas. El paso del Toto por el Celta se guarda con mucho cariño en Vigo, con unas semifinales en la Europa League como principal bagaje y la consolidación de un equipo joven y plagado de jugadores de la casa. El Celta era rock and roll, una especia del Liverpool de Klopp en España. Su paso por el equipo gallego le valió un upgrade para el Sevilla, pero Berizzo pagó los platos rotos del primer año sin Monchi en la dirección deportiva andaluza. Su Sevilla no fue regular, pero iba quinto cuando fue despedido. A Berizzo no sólo le dolió la decisión deportiva: su salida del Sevilla coincidió con un cáncer que superó en plena temporada.

Berizzo se quiso quitar ese regusto amargo y no vio la necesidad de vacaciones. Aceptó la proposición del Athletic de Bilbao, algo que se venía rumoreando ya aún con el Cuco Ziganda dirigiendo al equipo vasco. En San Mamés se hizo mito Marcelo Bielsa con una de las mejores etapas del Athletic en mucho tiempo. Su fútbol ofensivo se recuerda con nostalgia en Bilbao, y muchos esperan que Berizzo (exfutbolista de Bielsa, entrenador formado en su escuela) reverdezca esos laureles. Un presión doble para el Toto: aspirar a Europa y además recuperar la esencia del Loco. “Vienes aquí como rival y sientes una energía especial, una idiosincrasia y filosofía que flotan en el aire. Quiero ser parte del sentimiento Athletic“, dijo Berizzo en su presentación.

El presidente del club vasco, el exfutbolista Josu Urrutia, le pide a Berizzo imprimir su sello al Athletic para que el de Bilbao no sea “una fotocopia, como otros equipos”.  “Siempre estaré en desventaja con Marcelo”, avisa Berizzo sobre la comparación y el recuerdo de Bielsa. El Toto sintonizó a la perfección con el sentimiento de la grada de Balaídos durante su etapa con el Celta, y el Athletic espera que haga lo mismo en San Mamés para volver a convertirlo en uno de los campos más difíciles de España. Aunque no pueda acudir a sus mercados predilectos en Sudamérica para reforzar al equipo.

No Hay Más Artículos