Mientras todo el mundo del fútbol mira a Rusia relamiéndose con el inicio del esperado Mundial 2018, el Real Madrid continúa su incesante búsqueda de entrenador. La salida de Zidane, que decidió dejar el banquillo blanco en la cima antes de que el banquillo lo dejara a él, trastocó lo que parecía iba a ser un verano tranquilo después de ganar la Champions League por tercera vez consecutiva. Muchos y variados han sido los técnicos que ya han sonado para dirigir al conjunto madridista y el último en salir a la palestra es André Villas-Boas.

Así lo apuntan desde Radio Montecarlo, colocando al técnico portugués en la órbita del Bernabéu. Florentino Pérez sigue sumando así hojas a la margarita antes de siquiera empezar a quitarlas, porque está claro que nadie diría que no a un caramelo tan apetecible como el banquillo madridista… o al menos se apresuraría a borrar su nombre de la lista de candidatos.

Ni Sarri, ni Allegri, ni Löw, ni Laudrup, ni Pocchetino… ni mucho menos, por supuesto, André Villas-Boas, que sin duda tendría en el Real Madrid la oportunidad perfecta para lanzar su carrera. Porque tampoco es que esté el luso para ponerse exquisito a la hora de elegir. Su currículum promete mucho en las primeras líneas, pero la trayectoria más reciente incluye un viaje a China y dirigir un mes al Shangai SIPG, antes de dar la espantada para ponerse al volante de un coche y participar en el rally Dakar.

Se estrelló en el rally como también lleva camino de estrellarse una carrera en los banquillos que se inició con un no a Mourinho. Después de varios años como ayudante del ahora entrenador del Manchester United, decidió volar solo. Le fue bien en su país y, como The Special One hizo campeón al Oporto. También como él dio el salto a la Premier League, pero ahí ya no tuvo tanta suerte. Sus periplos en Chelsea y Tottenham terminaron antes de lo esperada y su siguiente parada ya fue en Rusia para dirigir al Zenit.

Su gran baza, parece ser, es el rendimiento que sacó de Gareth Bale durante su etapa en los Spurs. El galés se debate ahora mismo entre quedarse para ser el emblema del Madrid ante la posible salida de Cristiano Ronaldo, o marcharse para recuperar autoestima y minutos. Si Villas-Boas acaba finalmente en el Bernabéu, parece claro que esa decisión del zurdo sería mucho más fácil de tomar.

No Hay Más Artículos